Ayer asistimos al debate parlamentario para la creación de una Comisión de Investigación que investigue y así se puedan depurar las oportunas responsabilidades políticas sobre las filtraciones que se han producido en la OPE de especialidades médicas.

Para ESK este debate llega tarde. Desde que EH Bildu anunciase su propuesta, han pasado 5 meses; meses que han servido para favorecer que el Departamento que dirige el señor Darpón y la Dirección de Osakidetza pongan encima de la mesa una serie de medidas cuyo único objetivo ha sido querer cerrar en falso el escándalo.

ESK considera que los argumentos esgrimidos por los diferentes Grupos Parlamentarios han sido los mismos ahora que hace 5 meses, por lo que no entendemos este retraso.

ESK valora muy negativamente la intervención de los Grupos que apoyan al Gobierno; tanto PNV como PSE sólo han mostrado un absoluto seguidismo a los argumentos esgrimidos por el señor Darpón y Osakidetza, apoyando sin fisuras este sistema clientelar implantado para la provisión de las plazas de especialidades médicas en Osakidetza.

Así mismo, ESK quiere mostrar su perplejidad con la intervención de la representante del PP. Entendemos que las respuestas a las preguntas planteadas por su Grupo, sólo tienen cabida en una Comisión de Investigación, por lo que favorecer con su abstención que esta iniciativa no salga adelante, es muestra de su cobardía.

Por último, ESK espera que la investigación dirigida por la Fiscalía sea la que, por pura ética democrática, lleve a la dimisión del señor Darpón.

 

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.