ESK ha presentado el correspondiente recurso de apelación, a la decisión del Juzgado Contencioso Administrativo de Gasteiz de no paralizar cautelarmente la repetición de los exámenes de la OPE de Facultativos Especialistas en Anestesiología, en Cirugía Vascular y en Cardiología; como este Sindicato había solicitado en su correspondiente recurso Contencioso Administrativo.

ESK ha defendido que la repetición de dichos exámenes nunca ha estado suficientemente argumentada por parte de Osakidetza; argumento avalado por el informe del Ararteko, donde se recoge que las medidas llevadas a cabo tras las investigaciones internas no siempre han guardado la oportuna coherencia, y que, textualmente,  “tales diferencias en realidad pueden ser reveladoras de una motivación insuficiente con la que justificar decisiones tan graves como son las referidas a la repetición o no de las pruebas.”.

El empecinamiento del señor Darpón y del señor Diego en cerrar en falso este proceso, negando los testimonios de filtraciones que recogen sus propias investigaciones internas; así como su ceguera ante la investigación sobre las denuncias presentadas por ESK ante la Fiscalía del TSJPV, puede acarrear un serio perjuicio a todas aquellas personas opositoras; incluso pudiendo encontrarnos con procesos que, a raíz de este empecinamiento, estén prácticamente cerrados, y que Osakidetza se vea obligada a reiniciar tras la oportuna Sentencia Judicial.

ESK siempre ha defendido que no se puede repetir unos exámenes, cuyos Tribunales están siendo investigados por la Fiscalía, con las mismas personas que los conformaron. Argumento apoyado por el Informe del Ararteko, en el que se señala que “Osakidetza debería haberse planteado el nombramiento de nuevos tribunales como único modo de asegurar una imparcialidad objetiva”. Argumento reforzado por la decisión de otro Juzgado de proceder a la suspensión cautelar de la realización de las pruebas en Anestesia, decisión no recurrida por Osakidetza.

Por último, ESK quiere denunciar esta incoherencia manifiesta de Osakidetza. En los juzgados se opone a la suspensión, pero de facto, su mala gestión supone una suspensión; en múltiples ocasiones ha reiterado su intención de realizar las mencionadas pruebas en diferentes fechas; primero fue finales del año pasado, luego a lo largo del presente 2019, pero la realidad ineludible es que están sin fecha, ergo suspendidas.

Esta situación confirma lo ya dicho por ESK; el señor Juan Luis Diego, Director General de Osakidetza tras la salida de la señora Múgica no es la persona adecuada para abordar los profundos cambios que necesita Osakidetza para dotarse de una nueva política de personal más rigurosa, transparente y democrática.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.