En sintonía con la política de recortes impulsada desde la Consejería del Sr. Darpon, las diferentes Direcciones en los centros se están empleando a fondo para dejar maltrechos muchos de nuestros derechos. En esta ocasión queremos referirnos a dos en concreto:

 

I. La reducción de personal


La falta de personal es una constante en muchas unidades: Coronarias, Medicina Interna, Cardiologia, 3B, 4E, Digestivo, Partos, UCI, Reanimación, etc. Esta escasez de plantilla, debido al incremento de ritmos que nos somete, pone en riesgo la salud de los/as profesionales y, también, la calidad del servicio que merecen las y los usuarios de nuestros servicios.


A esto se le añade:

 

la negativa a suplir las ausencias y las licencias desde el primer día; la obligatoriedad de asumir la movilidad forzosa a otras unidades aunque vaya en detrimento de la calidad, y los recortes directos de personal realizados de forma totalmente arbitraria, como en el caso del turno de noche de celadores (en un primer momento se recorta el reten para a los pocos días restituirlo… pero recortando en Partos. Todo un galimatías).


Y lo peor de todo es que ante las quejas y exigencias de poner fin a este desaguisado, la dirección se cierra en banda y no está dispuesta a resolver ningún problema. Ni los citados, ni los del desarrollo profesional, la convocatoria de una OPE con todas las vacantes… Tampoco quiere hablar de la creación de empleo.

 

II. Recorte de derechos


En este apartado, la actitud de la Dirección se basa en una interpretación cuando menos abusiva del Acuerdo Regulador de Condiciones de Trabajo. Tres ejemplos:

Licencia de 50 horas para el cuidado de familiares: Interpreta que esta licencia se cogerá en fracciones de 2 horas, y se niega a cubrir las ausencias, aumentando las cargas de trabajo del personal en esos periodos.
Reducción de jornada por el cuidado de familiares: Impide o limita la conciliación de la vida familiar y laboral a muchas trabajadoras en los servicios donde hay carteleras de canguros al considerar que los canguros no son plantilla habitual. Un argumento que no se tiene en pie, porque los contratos de canguros puedan ser prorrogables durante 3 años y están contratados al 100% en periodos de vacaciones.
Licencia por asuntos particulares a los eventuales: A diferencia de otros centros como San Eloy, no se permite acumular los contratos para su disfrute. Por ello la gente eventual pierde muchos días, generándose una discriminación injustificada.


ESK se reafirma en la necesidad de una acción unitaria, decidida y conjunta de todo el personal para frenar tantas agresiones.

 

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.