El 6 de junio de 2019 el director gerente la directora de personal y la directora de integración asistencial de la OSI Barrualde Galdakao se reunieron con personal del centro de salud de Bermeo que demandaban una solución a la siempre problemática atención pediátrica por parte de médicos de familia en ausencia de pediatras en el centro.

Las asistentes apenas pudieron exponer su demanda y sus motivos, porque los tres directores comenzaron a despreciar la cuestión planteada y también a los trabajadores  diciendo “sentir vergüenza y bochorno”. Prosiguieron en tono sarcástico y despectivo describiendolos como  “malos compañeros”, diciéndoles “no tener vocación”, de “ser un mal equipo” y un largo etc. de comentarios desagradables.

La reunión quedó contaminada y la tensión y el tono en la que se desarrolló no mejoraron.

Recordar además, que la población pediátrica de Bermeo asciende a 2650 niño/as repartidos en dos cupos de 1425 y 1226. Dos plazas de pediatría con cupos excesivos y que  incumplen los acuerdos. La OSI lleva años reforzandola con personal eventual. Bermeo necesita una plaza más de pediatría y ofrecer una atención pediátrica correcta que no implique a lo/as médico/as de familia.

La actitud que mostraron los tres directivos y sus comentarios suponen un trato degradante y que atenta a la dignidad de lo/as trabajadore/as. El problema laboral  que motivó la reunión quedó sin solución y las trabajadoras se sintieron  amedrentadas y humilladas. 

ESK no tolera este trato al personal y denuncia la actitud del personal directivo presente en la reunión.

ESK apoya a lo/as trabajadore/as afectado/as y les ofrece su ayuda y asesoramiento en las medidas que decidan tomar para denunciar este hecho y pedir responsabilidades.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.