Hoy, el Lehendakari Urkullu ha anunciado que Euskadi está preparada para afrontar la Fase 1 y ha asegurado que Osakidetza está en condiciones de” habilitar en cinco días hasta 620 camas en UCI”.

Para ESK, esta afirmación es, cuando menos, temeraria; todavía recordamos las afirmaciones lanzadas tanto por el Lehendakari Urkullu como por su Consejera de Salud, Nekane Murga, en pleno pico de la pandemia, en la que hablaban de habilitar hasta 800 camas de UCI. Se nota que el PNV ha iniciado su campaña electoral, sin importarle las condiciones laborales del personal, sin EPIs adecuados y Test de dudosa utilidad.

ESK les emplazó públicamente a que respondiesen a una serie de cuestiones ante dicho anuncio que, a día de hoy, no sólo no han contestado, sino que siguen plenamente vigentes; concretamente a:

“Distribución actual de las camas disponibles en UCI en las diferentes OSIs. Dotación actual de recursos materiales y humanos, incluyendo en estos no sólo el personal asistencial, también todas aquellas personas que dan apoyo a su correcto funcionamiento (personal de limpieza, mantenimiento, electromedicina, celadoras, etc.)

Plan detallado de ampliación de dichas camas, que incluya, al menos:

  • Distribución entre los diferentes Centros Asistenciales de Euskadi (tanto públicos como privados) de dichas camas.
  • Dotación de recursos materiales.
  • Dotación de recursos humanos, no sólo ateniéndose al personal asistencial.
  • Plazos de ejecución, teniendo en cuenta los diferentes escenarios.
  • Dotación presupuestaria.”

Por lo tanto, ESK vuelve a exigir a la Consejera Murga y al Lehendakari Urkullu que detallen minuciosamente cómo se va a implementar dicho plan si fuese necesario, respondiendo a las cuestiones planteadas por este Sindicato.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.