Uno de los objetivos básicos para ESK desde que se inició esta pandemia es el de detectar al máximo posible de trabajadoras y trabajadores portadores, sean asintomáticas o no, con el fin de parar la transmisión del virus. Para ello es imprescindible la realización de pruebas lo más fiables posibles.

Ante la confusión y desconcierto existente entre la plantilla, debido a las diferentes pruebas para la detención de dicho virus, desde ESK consideramos que la técnica válida y fiable para garantizar la protección del personal, así como de familiares y pacientes es la conocida como PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) porque es rápida y de alta especificidad y sensibilidad; acercándonos a un 84% de veracidad.

Los conocidos como Test rápidos, que usan técnicas serológicas, permiten conocer el alcance de la Pandemia. Este otro tipo de test nos permitirá saber quién ha pasado la enfermedad y el grado de inmunidad personal y colectiva, ya que define si se han creado anticuerpos contra la misma, pero no discrimina bien los portadores asintomáticos de personas que ya han pasado la enfermedad.

Ante estos datos, ESK exige que se realice, de manera inmediata, Test PCR para toda la plantilla, incluyendo personal de las contratas, como limpieza y personal de transporte sanitario, ya que así se podrá determinar quién es portador del virus y posible trasmisor del mismo.

ESK exige, además, que dicha prueba se complemente con los necesarios test serológicos, que serán los que determinen el grado de inmunidad personal y colectiva. Manteniendo un escrupuloso respeto a la confidencialidad de los datos de las personas que se sometan a estas pruebas.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.