HAY QUE MOVILIZARSE

Osakidetza en la mesa sectorial vuelve a perder una oportunidad de hacer propuestas reales que resuelvan los problemas del personal: el pago del desarrollo profesional, la recuperación del poder adquisitivo perdido, la elevada precariedad, la falta de personal y de contratación, etc. Osakidetza continúa apostando por la imposición y los hechos consumados.

 

DESAROLLO PROFESIONAL.- Se resiste a normalizarla generando una discriminación y una doble escala salarial.

  • Si bien confirma el abono del complemento de carrera profesional desde enero de 2019 y en la nómina de marzo, Osakidetza se niega a pagar los atrasos y tampoco reconoce la deuda al personal que durante los 7 años de suspensión no pudieron solicitarlo por no hacer convocatorias anuales.  
  • Continúa sin presentar borrador para una nueva convocatoria. Convocatoria que para ESK debe ser extraordinaria y que no penalice al personal por una suspensión cuyo único responsable es la  Administración.
  • Y ni una palabra sobre negociar un nuevo modelo que elimine las discriminaciones y aspectos muy subjetivos como el papel fiscalizador de las jefaturas.

Subida salarial.- Se aplicará en lanómina de febrero y es del 2,25%. Itzarri subirá un 0,5%.

OPE - TRASLADOS .-

  • La a próxima OPE se convocará en marzo-abril del 2020 y mantendrá niveles de precariedad alarmantes y cercanos al 36% .
  • Presenta un borrador para implantar un concurso abierto y permanente que agilice los procesos.

FALTA DE TRANSPARENCIA EN LA OPE DE ESPECIALIDADES MÉDICAS.-

A pesar de que el informe de la Fiscalía ve suficientes indicios de delito de filtraciones en 11 de las especialidades médicas denunciadas por ESK y que sitúa la responsabilidad de los sucedido en Osakidetza, la Administración se resiste a buscar una solución al problema. Ni una sola propuesta para acabar con el sistema corrupto y clientelar actual.

Lejos de ello el gobierno vasco, en una huida hacia adelante, afirma que no ve sentido a la dimisión del consejero. ¿Qué mas hace falta para que asuma lo que cualquier persona con un mínimo sentido democrático hubiera hecho hace tiempo? ESK exige al lehendakari el cese de Jon Darpon y, a Juan Luis Diego, nuevo director general de Osakidetza, que inicie el necesario cambio para implantar una OPE transparente.

SITUACION DE LA PRIMARIA

Osakidetza ha presentado el documento “Estrategia para la Atención Primaria”. Una propuesta forzada por la movilización y denuncia del personal de unas condiciones laborales insostenibles. Un documento que no ofrece soluciones reales a los problemas de los trabajadores/as y de los centros de salud.

La ausencia de medidas de aumento del presupuesto para la Atención Primaria (aumento hasta el 24% del presupuesto para equipararlo a modelos europeos), o de dotarle de una plantilla suficiente y con contratación desde el primer día de las usencias del personal resta credibilidad a esas propuestas.

EMERGENCIAS

Osakidetza  apuesta por mantener el conflicto la no dar solución a los problemas de la Emergencia. Su última propuesta es muy insuficiente porque deja fuera del solape a los operarios/as y se olvida de propuestas importantes.

ESK seguimos exigiendo desde hace 5 años, el complemento de emergencias, solape y reconocimiento de la responsabilidad, así como la manutención de los centros coordinadores y reconocimiento de responsabilidad.

EN MATERIA DE RECORTES PENDIENTES

  • Osakidetza no aporta nada sobre necesidades importantes y urgentes como: la necesidad de aumentar las plantillas, la recuperación del poder adquisitivo durante la crisis (cercano al 18%), o la contratación desde el primer día.
  • necesidad de negociar un Acuerdo de Condiciones de Trabajo.- A pesar de estar obsoleto, Osakidetza limita la negociación al apartado de licencias y permisos dejando fuera temas importantes, como: el pago de la turnicidad (sentencia ganada por ESK) o el reconocimiento del complemento de hospitalización para el  personal de extrahospitalaria, o la mejora del complemento de localización para el personal no sanitario. 

En definitiva otra mesa sectorial sin propuestas, vacía de contenido y donde Osakidetza impone sus criterios y marca el ritmo de la negociación. ESK considera urgente darle la vuelta a esta situación. Es necesario la movilización  del personal para hacer frente a una Administración arrogante que se niega a negociar y solo utiliza la imposición.

ESK va a seguir denunciando esta falta de negociación  y anima a los trabajadores/as a movilizarse hasta conseguir que se abra un verdadero proceso negociador sobre temas importantes como el dimensionamiento de la plantilla y las cargas de trabajo; la  recuperación de los derechos robados y del poder adquisitivo;  la transparencia en los procesos de  acceso, y la calidad asistencial.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.