En reunión mantenida entre sindicatos y gerencia del hospital de Cruces, ésta ha aceptado paralizar el cierre del Quirófano de Pediatría y el traslado de su personal al Quirófano de la Urgencia General en el turno de noche hasta valorar los datos de actividad que ha aportado el personal del quirófano.  Unos datos que certifican que la actividad del quirófano es suficiente para mantenerlo en el turno de noche.

El esfuerzo y la voluntad del personal sanitario del quirófano al enfrentarse a los planes de la dirección, el apoyo del resto de colectivos del quirófano de Pediatría y del personal del quirófano de la Urgencia general, junto a la unidad sindical ha conseguido poner freno a un proyecto unilateral de la Dirección que suponía un deterioro de la calidad y la seguridad del niño/a se podría ver afectada gravemente.

ESK nos alegramos de la paralización de este despropósito, aunque pensamos que habrá que mantenerse vigilantes ante nuevos intentos de la gerencia de volver a intentarlo. Hay que garantizar:
• Que no haya retrasos en la intervención de un niño/a que puedan poner en peligro su seguridad.
• Que se garantice que las intervenciones sean siempre realizadas por enfermeras o auxiliares de enfermería del quirófano de pediatría con experiencia en cirugía en Pediatría.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.