Llamamos a sumarse a las movilizaciones de la tarde para denunciar la privatización de los servicios de cuidado y para exigir responsabilidad por las situaciones de colapso de las trabajadores de cuidados, es urgente apostar por el sistema público y reivindicar el derecho colectivo al cuidado.

 

 

« Las tareas de cuidado son imprescindibles para sostener la vida, pero  carecen del reconocimiento político, económico y social  que les corresponde »

 

Hemos comenzado la jornada de huelga desde la mañana en cientos de rincones de Euskal Herria. A medianoche hemos escuchado caceroladas, de madrugada hemos visto hasta dulzaineros por las calles y finalmente nos hemos juntado en los piquetes. En esta huelga feminista general tenemos el objetivo de vaciar los centros de trabajo y tomar las calles. Hemos iniciado ya cientos de movilizaciones organizadas desde los Comités de Huelga de pueblos y barrios; hemos tomando carreteras, cerrando caminos, preparando desayunos y hecho piquetes informativos.

 Al mismo tiempo, queremos subrayar que se trata de una convocatoria que va más allá de los paros. Las tareas de cuidado son imprescindibles para sostener la vida, pero carecen del reconocimiento político, económico y social que les corresponde. Analizaremos hoy el impacto de la huelga con una visión más amplia, centrándonos en todas esas compañeras que están trabajando para sostener la vida. Aquí nos encontramos con una paradoja; ya que las mujeres que no pueden hacer huelga porque están trabajando en cuidados, porque no tienen derecho a la huelga o porque se les han impuesto servicios abusivos, no se contabilizarán en los datos de quienes la han hecho.

 

Movilizaciones

Por todo ello, al mediodía, se han llevado a cabo otras tantas movilizaciones e iniciativas pueblo a pueblo. En Bilbao, Donostia-San Sebastián, Pamplona y Vitoria-Gasteiz se han realizado iniciativas coordinadas desde los colectivos de trabajadoras domésticas y de cuidados, trayendo a primera línea las reivindicaciones de las trabajadoras de cuidados.

Llamamos a sumarse a las movilizaciones que se realizarán durante toda la jornada para denunciar la privatización de los servicios de cuidado y para exigir responsabilidad por las situaciones de colapso de las trabajadores de cuidados, es urgente apostar por el sistema público y reivindicar el derecho colectivo al cuidado.

Hemos exigido la eliminación del régimen de trabajadoras internas. Al medio día en cada pueblo se ha denunciado la situación de las cuidadoras.

 

 

Piketes, zaintzaguneak y manifestaciones de la tarde

La jornada de huelga avanza. Los piquetes de la mañana han sido diversos y multitudinarios y tenemos ganas de seguir adelante. Los puntos cuidados (zaintzaguneak) de Algorta, barrios de Bilbao, Zarautz, Vitoria-Gasteiz y Rochapea ya están en funcionamiento. Al mediodía hemos hecho iniciativas para señalar a las instituciones que sostienen un régimen de cuidados desigual, heteropatriarcal, colonialista, racista y capitalista: la ley de extranjería española, los responsables políticos que están privatizando los servicios públicos, las empresas privadas que están haciendo negocio a costa de la precariedad de las trabajadoras de cuidados, las instituciones que hacen oídos sordos a nuestras demandas…

En las capitales se han llevado a cabo iniciativas coordinadas desde los colectivos de trabajadoras de hogar y de cuidados de Hego Euskal Herria. Cansadas y hartas de mantener la mayor parte de los trabajos de cuidados en esta sociedad, en una situación de discriminación, sin reconocimiento de muchos derechos, las trabajadoras de vigilancia se han declarado oprimidas. Hemos exigido la eliminación del régimen interno del empleo de hogar. Esta huelga no es más que el comienzo de este proceso y seguiremos luchando juntas. Las trabajadoras del cuidado y del hogar quieren alzar la voz como sujetos políticos para acabar con este sistema de cuidados injusto y llamamos a más trabajadoras a unirse a la lucha.

Por otro lado, pedimos a toda la ciudadanía vasca que participe en las manifestaciones de esta tarde para reivindicar un sistema público y comunitario de cuidados. Hablamos de la vida de todas y todos en esta huelga, de cuidar las vidas de todas y todos. Porque queremos vivir en un pueblo que garantice el derecho colectivo de cuidado para todas las personas.

 

Servicios públicos

A pesar de imponer unos servicios mínimos que ha supuesto que miles de trabajadoras y trabajadores no han podido ejercitar su derecho a la huelga, se puede decir que la huelga ha tenido un amplio seguimiento en los servicios públicos. Como ejemplo:

En educación:

Confirmando los datos de primera hora, en la enseñanza pública no universitaria y universitaria, la huelga tendrá un amplio seguimiento entre quienes tienen derecho a la huelga. El seguimiento en la educación pública de Hego Euskal Herria ha sido muy amplio. En las escuelas públicas más de la mitad de los trabajadores y trabajadoras han secundado la huelga, con un seguimiento desigual según las escuelas y superior al 70% en la CAV. Cabe destacar que en Navarra el mayor seguimiento se ha producido en las escuelas de modelo D.

En las haurreskolak y en el 0-3 el seguimiento ha sido del 75%.

Por otro lado, el seguimiento en cocina y limpieza ha sido muy amplio y muchas cocinas han estado cerradas. También ha tenido un amplio apoyo en las universidades públicas, en los campus la actividad ha estado prácticamente paralizada.

En el caso de las concertadas, el seguimiento ha sido superior al 75% en las ikastolas en la CAV y al 90% en Navarra y aunque ha sido menor en los centros de iniciativa social de la CAV, ha afectado a la mayoría de los centros escolares, con diferencias según territorios y comarcas.

 

Sanidad:

Hay que destacar, una vez más, que por medio de los servicios mínimos a miles de trabajadoras y trabajadores se les niega el derecho a la huelga. Por ejemplo, en el turno de noche, la práctica totalidad de la plantilla que estaba trabajando era servicio mínimo, por lo que no ha podido ejercer su derecho de huelga. Al mismo tiempo, hay servicios como PAC o Emergencias en los que se han decretado unos mínimos del 100%.

La huelga ha tenido mayor incidencia en atención primaria; algunos ambulatorios han amanecido cerrados y algunos servicios no han tenido actividad. Por ejemplo, en el Centro de Salud de Lakuabizkarra, en Gasteiz, no se han hecho extracciones de sangre.

En los hospitales el seguimiento ha sido menor, ya que el derecho a la huelga está totalmente condicionado por los servicios mínimos. A pesar de ello, en el servicio de anatomía palotógica del Hospital Basurto, por ejemplo, han secundado la huelga el 100%  de los técnicos y técnicas; lo mismo ha sucedido en el retén de celadores/as.

Una vez más, reclamamos a Osakidetza que dé datos reales del seguimiento, computando a las personas que pueden hacer huelga, y no el conjunto de la plantilla,  pretendiendo así rebajar los datos reales de seguimiento.

 

Ayuntamientos:

También en el ámbito municipal, el seguimiento de la Huelga ha sido amplio. Sobre todo en Gipuzkoa, donde casi todos los ayuntamientos se han sumado a la huelga de forma muy generalizada, tanto el personal contratado directamente como el personal subcontratado. Así a las y los trabajadores municipales que ya se habían  sumado a la huelga como Irura, Anoeta, Mutriku, Aretxabaleta, Azpeitia, Ordizia, Oñati, Arrasate, Orio, Urretxu, Tolosa, Bergara y Beasain se han sumado las plantillas de Errenteria, Hernani, Idiazabal y Legazpia en Donostia el seguimiento ha sido importante y los polideportivos permanecen cerrados.

En Bizkaia, es destacable el seguimiento en el ayuntamiento de Bilbao donde la huelga ha tenido un amplio seguimiento y en comarcas como Busturialdea , Gernika lumo, Durangaldeay  Arratia (polideportivos, centros de Cultura y oficinas de turismo cerrados…)  así como en el Ayuntamiento de Barakaldo, Galdakao…

En cuanto a Álava, el seguimiento ha sido importante, siendo diferente por territorios y comarcas, destacando entre otros Salvatierra y Legutio. En vitoria- Gasteiz en el ámbito socio-sanitario la imposición de los servicios mínimos ha condicionad el seguimiento de la huelga.

 

 

Servicios de Bienestar Social:

Aquí tenemos que denunciar una vez más que se ha negado el derecho a la huelga a miles de trabajadores, ya que, en muchos servicios, los servicios mínimos han sido del 100%.

En las residencias y centros de día, los servicios mínimos condicionarán totalmente el impacto de la huelga. Además de ser excesivos, el hecho de que los residentes en residencia y servicio de ayuda a domicilio sean grados de gran dependencia hace casi imposible la huelga. Por ejemplo, en una residencia de ancianos de 55 trabajadores sólo podrán hacer huelga 5.

A pesar de todo ello, el  seguimiento de la huelga entre las trabajadoras que podían secundar la huelga ha superado el 90%.

En Gipuzkoa a destacar entre otros estas residencias, Iturbide egoitza de Arrasate, Mutrikuko egoitza, Soraluzeko egoitza,  Sanmarkosene Egoitza de Errenteria , San jose egoitza de Zumaia , Argixao de Zumarraga , San Jose egoitza de Ordizia, Centro de día de Zarautz , Villa Sacramento y La paz etc.

En Bizkaia, cabe destacar el seguimiento de la huelga en las grandes empresas del sector como Igurco Gestión y Grupo Caser. En cuanto a residencias del grupo Lares   Aspaldiko, Misericordia; también residencias como Altos Hornos, Albiz, Vitalitas y centro de día Muskiz,  y el Socorro han trabajado solo los servicios mínimos.

En araba, a destacar Ariznavarra  y Ariñez villodas.

En las residencias de la comarca de Pamplona, esta jornada de huelga se ha trabajado con gran implicación por parte de las  trabajadoras. Sin embargo, no han podido secundar la huelga por el exceso de servicios mínimos. Poner los cuidados en el centro es una reivindicación histórica de estas trabajadoras y así lo vemos todos los días de huelga de los trabajadores que luchan por el primer convenio de las Residencias de Navarra.

También en la ayuda a domicilio, entre los que tienen derecho a huelga, ha tenido un amplio seguimiento, a destacar Zumaia, Urnieta, Errenteria, Irun, Erandio…

La huelga también ha tenido seguimiento en el sector de intervención social. Por ejemplo en Bizkaia el seguimiento está siendo amplio, siendo secundada por el 60 5 de la plantilla que podía ejercer su derecho a la huelga. Destacar que estas trabajadoras llevan a fecha de hoy 6 días de huelga para renovar su convenio. En Gipuzkoa también el seguimiento está siendo importante.

 

Medios de comunicación:

 En cuanto a los medios de comunicación, la huelga ha tenido un amplio seguimiento en el GRUPO EITB solo se han emitido los informativos, fijados por los servicios mínimos.

También han secundado la convocatoria, Berria, Gara, Hamaika Telebista, Argia, las ediciones comarcales de Hitza, Pikara y XXX.

 

Transporte público:

También en el transporte público no privatizado, el seguimiento ha sido muy  amplio. En el sector ferroviario en Eusko Tren y Metro solo han funcionado los servicios mínimos.

 

¡Derecho colectivo al cuidado !

 

Comunicado manifestaciones

 

¿Quién se beneficia de los cuidados?

Los cuidados han sido una responsabilidad asumida por las mujeres, sin derecho a réplica, ni compensación, ni horario. Estos cuidados Leer más

Brecha salarial, un largo camino por recorrer

El 22 de febrero es el día europeo por la igualdad salarial entre mujeres y hombres. A pesar de los Leer más

Pistoletazo de salida para conseguir un sistema público de cuidados

Llamamos a sumarse a las movilizaciones de la tarde para denunciar la privatización de los servicios de cuidado y para Leer más

La Huelga Feminista General arranca con fuerza

Llamamos a sumarse a las movilizaciones que se realizarán durante toda la jornada para denunciar la privatización de los servicios Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12

 

Solidaridad con Palestina