Desde la tarde del 30 de diciembre, ESK se ha hecho eco de informaciones contradictorias, que daban por sentado el abandono precipitado del servicio que presta Larraldiak-SSG.

Dichas informaciones están produciendo una inquietud creciente entre el personal que presta dicho servicio, ya que, a día de hoy, desconocemos si Larraldiak-SSG va a continuar con la adjudicación, si esta va a pasar a otra empresa, en qué condiciones, etc.

Para ESK, esta falta de información es inaceptable, genera una inquietud que se suma al estrés propio de un Servicio de Emergencias; plantea una incertidumbre en cuanto a las condiciones laborales más inmediatas y puede llegar a provocar una falta de atención a la ciudadanía que nos parece peligrosa.

ESK exige a Larraldiak-SSG y al Departamento de Salud una aclaración inmediata de la situación actual del Servicio. Entendemos que los supuestos problemas económicos de estas empresas piratas no son justificación para un abandono precipitado del Servicio que se presta a la ciudadanía, haciendo cierto el dicho de que, cuando el barco se hunde, las ratas lo abandonan primero.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.