El recién nombrado Gerente de Emergencias, Jon Sánchez, comienza su andadura con varias tomas de contacto entre el personal de Emergencias, entre ellas, con un grupo de enfermería que ha presentado un trabajo donde hacen una exposición de los problemas de enfermería y una propuesta de cambio de estructura en la gestión de la misma.  Esta propuesta es:

  • un adjunto/a de enfermería (existente en la actualidad)
  • un supervisor/a para el centro coordinador,
  • un supervisor/a para el consejo sanitario (existente en la actualidad)
  • un supervisor/a para el almacén-personal-electromedicina.

A los pocos días de esta reunión, aparece publicada la convocatoria de Adjunto/a de enfermería del Consejo Sanitario, algo que a ESK nos parece innecesario y así se lo hemos comunicado al nuevo Gerente, el cual nos contesta que en Emergencias le han informado de la necesidad de crear este puesto.

Entendemos perfectamente que  haya pedido información a la propia Dirección, pero no parece valorar la  transmitida desde la base, es decir, desde la propia enfermería.  Mantener reuniones con un grupo de trabajo de enfermería, para luego olvidarse de lo que refieren, resulta frustrante para estas profesionales, gracias a cuyo esfuerzo, efectivamente, se han consolidado tanto el Consejo Sanitario como el Centro Coordinador.

Decir que: el hecho de que la plataforma se haya consolidado justifica este nombramiento”,  suena a tomadura de pelo.  Por ese criterio, se necesitaría también otra adjunta/o en los centros coordinadores, donde se ha ampliado plantilla y donde se convive diariamente con sobrecargas de trabajo, agresiones verbales, conflictos con otras agencias, necesidad de formación de eventuales, necesidad de revisión de actuaciones para identificar los fallos y aplicar medidas correctoras y de mejora, etc

ESK estamos convencidas de que no está justificado ni es necesario el ascenso del puesto de Supervisora del Consejo Sanitario al de Adjunta de enfermería del Consejo Sanitario para las 23 personas que lo componen.

Según considera Jon Sánchez, esta figura es necesaria “…dadas las funciones que se deben realizar al frente del mismo, tanto como integrante del equipo directivo de Emergencias, como en sus relaciones externas, tanto con Osakidetza Dirección de Asistencia Sanitaria como con el resto de las OSIS y otras instituciones, tanto a nivel autonómico como de otras comunidades…”.  Pero esto no se ajusta a la realidad, puesto que Rubén Cuñado ya es el Adjunto de enfermería de toda  la Emergencia, en la cual está integrado el Consejo Sanitario, por lo tanto, insistimos en que esta plaza de Adjunta no está justificada.

También considera Jon Sánchez que  “…La figura de una Adjuntía reconoce al propio Consejo y a sus integrantes…” otra tomadura de pelo, para reconocer la labor de sus integrantes  no hace falta ascender a su supervisora.


Pero lo que más duele de este despilfarro de dinero público es que mientras tanto no se nos facilitan materiales imprescindibles para atender adecuadamente a pacientes pediátricos y neonatos con la excusa de que hay que pedir el dinero a Vitoria.  Mucha celeridad para algo tan intranscendente como una jefatura y ninguna para algo que afecta a la población más frágil 

En la reunión realizada para un primer contacto entre Jon Sánchez y  la Junta de Personal,  ESK le pidió reiteradamente valentía y una gerencia  comprometida con  los trabajadores y trabajadoras.  No necesitamos cargos políticos en Emergencias y esto no parece un buen comienzo.

El Gerente de emergencias Jon Sánchez Ibarluzea

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.