El pasado 5 de mayo, este ESK tuvo conocimiento de la distribución entre diferentes OSIs de guantes de dudosa calidad.

Estas dudas nos surgen a raíz de su rotulación exclusivamente en chino, lo que impide conocer la descripción del producto, así como su composición o grado de fiabilidad. Añadir que la Resolución de 23 de abril de 2020, de la Secretaría General de industria, referente a los EPIs en el contexto de la actual crisis ocasionada por la COVID-19, que amplió el listado de normas consideradas como equivalentes en dichos EPIs, no contempla la equiparación de la numeración que aparece en dichos guantes con la Norma Europea para guantes de protección contra los productos químicos y los microorganismos peligrosos.

Si a esto se le añade los diferentes incidentes surgidos alrededor de las mascarillas Galaxy o KN95, en cuanto a que no cumplían los estándares requeridos para las mascarillas FFP2, la inquietud y malestar entre la Plantilla está más que justificada.

 Por lo tanto, ESK exige su retirada inmediata mientras Osakidetza no avale de manera oficial la idoneidad de su uso.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.