ESK denuncia la aparición de guantes de dudosa calidad en diversos centros de Osakidetza. Tras el desagradable incidente de las mascarillas que no aseguraban el nivel de protección con el que aparecían rotuladas  se han repartido guantes rotulados exclusivamente en chino.

ESK solicita que los mencionados guantes se retiren hasta que no hayan sido validados. Estos guantes carecen de homologación europea en cuanto a su fiabilidad y composición. No es de recibo que se repartan cajas que no permitan conocer la descripción del producto, ni se permita saber su grado de protección o si el mismo está fabricado con sustancias que puedan producir alergia a las personas trabajadoras.

Por ello desde ESK se solicita su retirada inmediata hasta que se garantice que pueden ser empleados en el ámbito sanitario.

 

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.