Hoy, la Consejera de Salud, Nekane Murga, ha anunciado la suspensión “cautelar” de las 11 categorías médicas de la OPE 2016-17 investigadas por supuestas filtraciones en el Juzgado de Vitoria-Gasteiz.

Desde que ESK denunciara públicamente, hace más de año, el sistema clientelar instalado de manera estructural en Osakidetza, siempre hemos considerado que continuar con un proceso selectivo puesto bajo investigación, primero de la Fiscalía y ahora del Juzgado, era una temeridad y una irresponsabilidad por parte de Osakidetza y sus gestores, condenando a una indefensión generalizada al conjunto de personas que realizaron estos exámenes.

Para ESK, esta medida, como otras que ha llevado adelante Osakidetza y el Departamento de Salud, aunque imprescindible, llega tarde. ESK considera que los actuales gestores están copiando lo peor de sus antecesores, actuando siempre a rebufo de las decisiones de los agentes que, de una manera activa, hemos venido denunciando este sistema; no podemos olvidar que suspenden este proceso selectivo cuando, merced a las peticiones de los sindicatos personados en la causa, se han visto obligados a entregar los exámenes originales de las especialidades en las que hay personas imputadas.

ESK considera que, con esta paralización, el Departamento de Salud y Osakidetza reconocen implícitamente la existencia de filtraciones en esta OPE, por lo que, por enésima vez, instamos a la señora Murga y al señor Diego a reconocer la existencia de este sistema clientelar instaurado de manera estructural y que instauren las medidas imprescindibles para desmantelarlo.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.