Este verano, más concretamente fue a partir del 1 de julio, implantaron a las áreas administrativas de los Centros de Salud y PACs una nueva aplicación práctica en la ya controvertida gestión de TIS y de aseguramiento sanitario que ya veníamos tramitando: OSATEGI.

OSATEGI es el resultado de la integración de la ficha del paciente con la base de datos de aseguramiento (TIS) que controlaba anteriormente con exclusividad el Departamento de Salud; ya que, con lo que operábamos era una base de datos propia de Osakidetza del programa Osabide AP, lo que significa que ahora intervenimos en una base de datos más amplia. Osategi quita la ficha de datos TIS y crea más pestañas: Aseguramiento, Autorizaciones, Trámites e Históricos.

El colectivo profesional de las áreas administrativas de AP es un colectivo “chollo” para Osakidetza. Sacamos el trabajo adelante, nos corresponda o no, sin formación adecuada, sin quejarnos casi nunca y sin cuestionar nada. No hay limitaciones de nuestras competencias, no hay tampoco reconocimiento por las funciones que realizamos, no hay formación ni sustituciones formadas para desarrollar un buen trabajo… este verano nos implantan Osategi con una total falta de respeto a nuestro colectivo que no sabe bien cómo actuar y esperando a que nuestra propia inercia de trabajo nos lleve a acostumbrarnos a su uso.

 

CON ALEVOSIA

El verano no es el mejor momento para desarrollar un programa novedoso con media plantilla estructural de vacaciones y personal temporal en sustituciones a los que habrá que enseñar.

La facilidad de acceso a la ficha del paciente desparece y la lentitud del programa es desesperante.

En la pestaña del  “Aseguramiento” nos vamos a detener más porque el lio puede ser mayúsculo, es donde vamos a estrellarnos con la clasificación de las personas aseguradas y no aseguradas de la CAE, además de tener más enredo con los desplazados y transeúntes.

Surgen errores con fichas de pacientes duplicadas, direcciones incompletas y nuevos colectivos de ciudadanos que vete a saber que título de aseguramiento se les ha asignado.

 

SIN FORMACION

La formación online no ha ayudado en absoluto a resolver las situaciones que nos plantean en el mostrador.

El diseño de la actividad online difundida está estructurado en 5 unidades de aprendizaje con unos videos extensos y farragosos que se hacen pesados atender, con la necesidad de separar la paja del trigo en la información.

El tiempo de aprendizaje estimado para la adecuación de este curso es de 9 horas, tiempo que luego no se ha tenido en cuenta, con el mismo criterio en todas las OSIs,  para la opción de recuperar déficit horario con formación.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.