Recientemente el Tribunal Superior de Justicia ha dictado una sentencia sobre la carrera profesional que obliga a Osakidetza a reconocer y pagar con atrasos los niveles de quienes
participaron en la convocatoria del 2011. Esta sentencia supone el reconocimiento de más de 100 millones de euros para los y las 7.000 trabajadoras que participaron.

Esta sentencia confirma que la suspensión de la convocatoria (justificada en su momento en la imposición de los recortes del Gobierno Rajoy) en realidad supuso el abrazo del PNV a las
políticas más agresivas de destrucción de empleo, de recorte de derechos y salarios y de deterioro de la calidad asistencial.

La suspensión del desarrollo profesional por Osakidetza quiebra el criterio de igualdad, introduciendo una discriminación inaceptable entre quienes cobran el desarrollo profesional y quienes reuniendo los requisitos para ello no lo hacen. También, para aquellas personas que durante esa larga suspensión han ido cumpliendo los requisitos y no se les ha dado oportunidad
de conseguirlo. Una discriminación que genera un enorme malestar entre la plantilla que realiza el mismo trabajo.

ESK vuelve a exigir a Osakidetza que cumpla con la sentencia y pague el dinero que nos robó. Por un lado, “la nueva situación económica de la que alardean” permite recuperar derechos y poder adquisitivo (la pérdida durante la crisis económica ha llegado al 21%).

Por otro lado, no se puede echar balones fuera y poner la culpabilidad de la situación sobre las 7.000 personas que reclaman su derecho. Le recordamos que este modelo de desarrollo
profesional no es el nuestro por injusto, subjetivo y discriminatorio. Este modelo es el de la Administración que pactó con algunos sindicatos. Es el que tenemos y debe aplicarlo.

ESK exigimos:

  • cumplimiento inmediato de la sentencia y el pago con atrasos de los niveles.
  • apertura de nueva convocatoria excepcional tras 7 años de paralización. Esta convocatoria tiene que garantizar el cobro de los atrasos no percibidos, así como de los que durante este
    tiempo se hayan ido generando.
  • negociación de un nuevo modelo de desarrollo profesional que elimine, entre otros, los factores subjetivos y fiscalizadores de las jefaturas y las desigualdades. Un modelo más justo,
    objetivo y ágil.


Para lograrlo desde ESK queremos animar a la movilización a toda la plantilla exigiendo el cumplimiento de la sentencia, no descartando en futuras convocatorias de paros si la negativa de Osakidetza a abonar lo que nos debe se mantuviera.

ESK ha apostado por una respuesta desde la unidad sindical que emplace todos y todas las trabajadoras. Porque pensamos que juntos y juntas podemos hacerles cumplir la sentencia. En la
búsqueda de esa unidad hemos estado trabajando hasta ahora. A pesar de ello, como hasta ahora no se han conseguido las condiciones para poder ir todos los sindicatos unidos y como
valoramos que es necesaria la movilización, os animamos a participar en la concentración que ESK desarrollará el MARTES día 19 DELANTE DEL HOSPITAL DE CRUCES.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.