La nueva Consejera de Salud hizo públicas sus intenciones de reunirse con los sindicatos convocantes, ESK no ha recibido cominicación alguna porque las reuniones planteadas se circunscriben exclusivamente a los sindicatos con representación en la mesa sectorial de Osakidetza, y no a todos los que participan en las movilizaciones de la unidad intersindical.


Foto: El Mundo

Tras las exitosas movilizaciones convocadas por la mayoría de los sindicatos con representación en Osakidetza, la nueva Consejera de Salud hizo públicas sus intenciones de reunirse con los sindicatos convocantes, eso sí, de uno en uno, anunciando que su Departamento ya se había puesto en contacto con ellos.

Nada más lejos de la realidad; al menos ESK, uno de dichos sindicatos, no ha recibido, a día de hoy, comunicación alguna por parte ni de Osakidetza ni de la Consejería. Para ESK, con esta maniobra, lo único que pretende Gotzone Sagardui es recuperar la vieja máxima de “Divide y Vencerás”, intentando desmovilizar a la plantilla con el único objetivo de ganar tiempo y dilatar así dar soluciones a los problemas urgentes que asedian a Osakidetza.

Plantilla cuyo esfuerzo y dedicación ha conseguido evitar el colapso total de Osakidetza, plantilla que ha sufrido en sus carnes lo más duro de esta pandemia, con profesionales infectados que lo han dado todo, incluso su vida, para conseguir que Osakidetza no se paralizase.

 

Exigimos un aumento de los recursos humanos y materiales

 

Plantilla exhausta que dice “¡Hasta aquí hemos llegado!” y demanda a Osakidetza soluciones reales e inmediatas a problemas reales, plantilla que cuenta con el apoyo de la sociedad vasca, y que el próximo 3 de octubre recorrerán las calles de Bilbao para exigir un aumento de los recursos humanos y materiales, medidas para garantizar su seguridad y su salud, reversión de todos los recortes, reversión de servicios privatizados con mantenimiento del empleo; en fin, un giro radical en las políticas neoliberales impulsadas por el PNV y sus socios de gobierno que nos han llevado a esta situación de deterioro progresivo y preocupante de la Sanidad Pública.

ESK ha trabajado, trabaja y trabajará para impulsar todas aquellas movilizaciones que, de manera lo más unitaria posible, llevan adelante no solo la plantilla de Osakidetza, sino también todos los agentes sociales y sindicales, para poner fin a estas políticas de deterioro y poder dar así la atención sanitaria que se merece la ciudadanía.

      

Las movilizaciones continuan

Asimismo, hacemos un llamamiento a los/as trabajadores/as de Osakidetza y a la ciudadanía a participar en las manifestación convocada para el próximo 3 de octubre en Bilbao. El inicio de la misma será en Sagrado Corazón a las 12 horas.

 

Señora Sagardui, nos veremos en las calles.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.