Los sindicatos ESK, ELA y SATSE hemos escenificado la enésima inauguración del Hospital de Urduliz, hospital permanentemente en obras, y recibido al "consejero" con un aurresku de honor.

El Hospital Alfredo Espinosa de Urduliz se está abriendo e inaugurando a cachos, sin unos accesos adecuados al aumento de tráfico que supondrá la presencia del mismo para los vecinos de la zona. Los retrasos son continuos y la falta de fechas concretas de apertura está generando incertidumbre entre el personal al que se le han ofertado comisiones de servicios en el centro.

Desde ESK denunciamos que, de manera oscurantista, se tomó la decisión de privatizar todos los puestos de operarios de servicios del hospital, con la oposición de todos los sindicatos de Osakidetza, y de esas aguas vienen estos lodos.

El gasto en una infraestructura carente de contenido es bestial, aunado a las numerosas reparaciones y parches que se han tenido que hacer a un hospital prácticamente nuevo. La urgencia, por ejemplo, carecía hasta de sala de RX, por lo que han tenido que emplear un habitáculo dónde estaba previsto poner un despacho para ubicarla.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.