Ha pasado más de un año desde que ESK sindikatua denunciase las precarias condiciones en las que actualmente se encuentran las instalaciones del taller de reparación mecánica del Hospital Universitario Basurto.

Pese a que la empresa era consciente de la situación, y que múltiples informes constataban esta y establecían medidas que debieran ponerse en marcha para mejorar el estado de las mismas, nunca empezaba a abordar siquiera la situación. La Unidad Básica de Prevención realizó un informe, a instancias de ESK sindikatua, en el que recomendaba se tomasen medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores, tales como:

 

  • Instalar sistemas de ventilación, extracción localizada y forzada, sistema de detección de incendios.
  • Retirar los equipos de trabajo especialmente peligrosos, como son los de la carpintería que no cumplen la legislación vigente, no tienen marcado CE y están desprovistos de los sistemas de seguridad obligatorios.
  • Colocar bancadas de trabajo provistas de mesas y panel soporte de herramientas. Despejando el suelo de materiales, herramientas, productos, etc.
  • Proteger todos los equipos cortantes.
  • Sanear y pintar las salas.

 

Estas medidas no se han aplicado porque la empresa establecía que esas mejoras se realizarían cuando se produjese una reforma programada del espacio. ESK solicitó que se aplicasen las medidas propuestas antes de realizar la mencionada obra, para poder mejorar las condiciones y salubridad del local y que se garantizase la seguridad de los trabajadores. Incluso una medida tan sencilla como asignar un operario de servicios para que realizase a diario la limpieza de las instalaciones y zonas comunes no ha llegado a ponerse en marcha, pese a las promesas de la dirección de personal de proceder al estudio de esta petición.

Debido a la desidia de la dirección a la hora de aplicar, como mínimo, parches que ayudasen a mejorar el estado de las instalaciones ESK sindikatua decidió recurrir a la inspección de trabajo para que instase a Osakidetza a realizar una reforma integral del espacio. La dirección del hospital se comprometió a realizarla a principios de año. La fecha pasó sin que se produjera mejora alguna, por lo que volvimos a recurrir a inspección de trabajo. Osakidetza se ha comprometido a realizar la reforma a principios del mes de julio. Seguiremos vigilantes y en caso de que esta reforma no se inicie ESK sindikatua recurrirá a los tribunales para garantizar la seguridad de los trabajadores que utilizan a diario este espacio.

 

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.