Tras los cambios organizativos introducidos en la unidad de observación del servicio de urgencias del Hospital Universitario Basurto las TCAE del mencionado servicio han iniciado una recogida de firmas para solicitar a la dirección del hospital que corrija los ratios de pacientes que tienen que atender.

Este planteamiento es compartido por ESK sindikatua, que utilizará todos los medios a su alcance para corregir el ratio TCAE/paciente para garantizar la calidad asistencial y la salud de nuestras compañeras. En este sentido, hemos solicitado una reunión con la dirección de enfermería para tratar este asunto.

A continuación reproducimos el texto de la petición planteada por nuestras compañeras, en las que exponen que los ratios TCAE/paciente han aumentado, y que ahora se ven obligadas a trabajar en solitario, puesto que la plantilla se ha dividido entre las dos plantas que ahora componen el área de observación.

 

Tras los cambios organizativos producidos en el área de Observación de Urgencias Generales:

  • El ratio paciente/TCAE se ha visto
  • El trabajo que antes se hacía entre dos TCAE ahora lo hace una
  • No se cumplen los ratios recomendados por la Sociedad Española de Enfermería de Urgencias y Emergencias

A finales de 2019 la organización de las Urgencias Generales sufre un cambio significativo. El área de observación antes tenía 27 camas y era atendida por 2 TCAE (ratio13,5 pacientes/TCAE). Tras este cambio el área de Observación se desdobla, pasando a dedicar 8 camas para Observación de Trau- matología en la 3ª planta y reduciendo el número de camas de la 1ª planta de Observación a 15. Las camas de la primera planta son atendidas por una única TCAE, lo que supone un incremento en el ratio de 13,5 a 15 pacientes/TCAE.

Este ratio es a todas luces excesivo, más si cabe cuando la SEEUE establece que el ratio en una unidad de observación de urgencias debe ser de 6 pacientes/TCAE. Trabajar en estas condiciones ya está causando problemas de salud en la plantilla.

Si ya es bastante grave que los ratios doblen las recomendaciones de las sociedades científicas, hay que añadir que el trabajo que antes se hacía entre dos TCAE ahora lo tiene que hacer una sola, lo que duplica el trabajo y genera sobreesfuerzos.

Al repartir las camas entre la 1ª y 3ª planta se ha repartido también el personal y en este caso la media aritmética no funciona; no es lo mismo hacer higienes personales o cambios posturales entre dos personas que una sola.


Desde ESK sindikatua compartimos que los ratios y ritmos de trabajo del personal de Osakidetza deben de ser los adecuados para garantizar la correcta atención sanitaria de la población, por lo que no asumimos, en ningún momento, que sean inferiores a las recomendaciones de sociedades científicas.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.