La gerencia de la OSI Barakaldo–Sestao, a la vuelta del verano, ha impuesto una reestructuración que tendrá graves repercusiones para el personal y para los usuarios.

Suspensión de actividad, cierre de camas, reorganización y cambios de contenidos de trabajo en consultas. Estas son las medidas de una reestructuración con un único objetivo: el ahorro económico y con unas consecuencias claras:

Eliminación de decenas de contrataciones (enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores y auxiliares administrativas).
Recorte del personal de enfermería de las consultas de tarde. Ahora una persona tendrá que atender hasta tres consultas en su turno.
Un empeoramiento de las condiciones de trabajo del personal por la pérdida de contratación, la movilidad forzosa del personal excedentario a otras unidades y por la sobrecarga de trabajo.


ESK está participando en las movilizaciones contra estos recortes y para que la Osi de Barakaldo -Sestao atienda las necesidades de la población con contratación suficiente para dar una atención de calidad.  Para ello una solución está en la  programación quirúrgica de los quirófanos en turnos de mañana y de tarde, que, además impidan la autoconcertación y las horas extras.

La falta de justificaciones serias a estos recortes son razones para pedir la dimisión del gerente.


¡Julen dimisión!

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.