Desde ESK queremos denunciar las formas en que Osakidetza ha iniciado el cribado masivo entre la población de 13 a 40 años de Basauri.

No se ha habilitado una línea telefónica ad hoc, creándose una saturación de la línea propia del Centro de Salud, desquiciando al personal y desbordando la actividad del ambulatorio.

Tampoco se ha puesto en marcha ningún tipo de apoyo al personal, ni refuerzo de la estructura sanitaria, ni ninguna otra medida frente a una situación totalmente excepcional, puesta en marcha por Osakidetza y que va dirigida a un amplio sector de la población.

La Dirección de la OSI Barrualde-Galdakao no existe, no ha emitido instrucción alguna, las agendas de cita del ambulatorio están sobrecargadas, la situación que se está viviendo es desastrosa, el área administrativa está totalmente saturada, se está viviendo un colapso en las líneas de teléfono bloqueando la asistencia que el resto de los usuarios y usuarias necesita.


Una vez más, Osakidetza está obligando a sus profesionales a dar una atención pésima a la ciudadanía. Esta situación no es nueva, por lo que ESK exige a Osakidetza y al Departamento de Salud dirigido por la Consejera Sagardui medidas reales, que den solución a los problemas reales y que se lleven adelante ya.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.