Las redes clientelares que el PNV teje alrededor de nuestras administraciones y empresas públicas son muestra de un modelo de gestión que nada tiene que ver con la vocación de Servicio Público.

 

Rueda de prensa

 

« En Hazi Fundazioa, las promociones poco tienen que ver con la valía profesional y mucho con el  lugar que ocupes en el partido  »

 

Desde ESK queremos remarcar que el caso De Miguel está sirviendo como cortina de humo para ocultar las redes del PNV en nuestras administraciones y empresas públicas.

Dentro de la propia Hazi, la política de promociones poco tienen que ver con la valía profesional y mucho con el lugar que ocupes en el partido; promociones oscuras como la del caso De Miguel son el pan nuestro de cada día.

La denuncia por parte de Eraldatzen-ESK ha sido una constante, denuncia que no ha salido gratis a nuestra gente. ESK quiere trasladar un mensaje de apoyo a todas las persona que dan un paso valiente y denuncian este tipo de situaciones, a nuestros delegados en Hazi, a la denunciante que sacó a la luz las corruptelas del caso De Miguel, que está sufriendo el ostracismo por haber cumplido con su deber ético; también a los denunciantes de la OPE de Osakidetza, que se han visto abocados a abandonar esta; o los y las delegadas de este sindicato, que denuncian constantemente el engordamiento de empresas privadas, como Ambulancias La Pau o Garbialdi, a costa de la salud y los dineros de la población.

ESK quiere denunciar las múltiples redes clientelares que el PNV teje alrededor de nuestras administraciones y empresas públicas, muestra de un modelo de gestión que nada tiene que ver con la vocación de Servicio Público.

ESK quiere recordar al PNV que los Servicios Públicos no le pertenecen, que son de la ciudadanía y a ella debe rendir cuentas. Que ante su afán privatizador y su gestión propia de un batzoki, nos van a tener enfrente; ESK ha demostrado que sabe defender nuestros servicios públicos, que no duda en confrontar con los diferentes gestores, que sabemos proteger a las personas que se acercan a nosotras a denunciar estas prácticas clientelares.

 

 

Testimonio directo

Soy Txemi, técnico informático desde el año 98 con la antigua IKT y ahora la fusionada Hazi Fundazioa.

Me gustaría haceros una breve historia de quienes somos, somos una plataforma de trabajadoras y trabajadores que se presentó a las elecciones sindicales del 2017 de Hazi Fundazioa planteando unas nuevas estrategias en las relaciones laborales de la empresa y apostando en todo momento por una horizontalidad e involucración de las trabajadoras y los trabajadores en los objetivos y fines de la empresa.

El resultado de las elecciones deparo que de 109 trabajadoras y trabajadores que ejercitaron el derecho de voto, 37 el (34%) de la plantilla aposto por esta plataforma. ERALDATZEN consiguió 3 de las 9 delegadas y delegados que le correspondían al centro HAZI de Arkaute (Araba).

En los previos a las elecciones, por parte de la dirección y con la firma del sindicalismo “oficial”, se dio un último intento para abortar el camino emprendido por ERALDATZEN. Aprovechando una armonización de puestos de trabajo, a escasa una semana de las elecciones, el 80% de la plantilla tuvo una subida salarial muy considerable.

La valoración de los resultados fue muy positiva para los que estuvimos implicados en el proceso de la creación de la plataforma. Fue el inicio de una nueva forma de ver la empresa y de las empresas públicas. Pedíamos un cambio radical, y un 34% de las trabajadoras y los trabajadores apostaron también por estos planteamientos, pedían también ese cambio.

Los primeros meses de la participación las delegadas y delegados de ERALDATZEN dentro del comité de empresa se pueden calificar como de conflictivo.

Uno de nuestros objetivos era demandar procesos de selección y promoción interna acordes con la legalidad, públicos y trasparentes, donde se primasen, como no puede ser de otra manera, la profesionalidad de las personas y no sus lealtades políticas. Esto provocó nerviosismo tanto en la Dirección como en el sindicato mayoritario en el Comité. El cambio sobre todo es duro para aquellas personas que no quieren cambiar nada, y quieren que todo continúe de la misma manera. Así transcurrió el tiempo entre el conflicto y las dimisiones dentro de nuestra candidatura, era una presión constante.

Yo mismo tuve una devaluación de categoría dentro del organigrama de la empresa. La dirección de la empresa sin tener en cuenta; ni antigüedad, ni experiencia laboral, estudios, idiomas, etc. asigna a su antojo los distintos niveles salariales de las trabajadoras y los trabajadores. El 20 de mayo del 2019 se celebra en el palacio de justicia de Gasteiz el juicio que yo mismo interpuse a la dirección de la empresa HAZI. He de remarcar que jamás ha habido ningún acercamiento o negociación por parte de la empresa hacía mí.

En dicho juicio en el que estaba presente ESK, como público, vio lo que estaba ocurriendo en dicha empresa y el sufrimiento de dicho trabajador. Tres horas de juicio eterno en el que finalmente la sentencia fue favorable hacia el trabajador (en este caso yo) sentencia sin posibilidad de recurrir que deja muy a las claras de cómo se hizo las cosas en dicho proceso de armonización. Desde ERALDATZEN-ESK decidimos colectivizar nuestra sentencia, sentencia que obligo a la Empresa a “ofertar” la posibilidad de que aquel descontento con su asignación reclamase una nueva reevaluación. Sin embargo, siendo Hazi una empresa tan endogámica y férreamente controlada por la Dirección, esta reevaluación nunca se produjo, es la que tiene cunado se siembra el miedo entre la plantilla.

Para Eraldatzen-ESK, el caso de Miguel es la punta del iceberg de un sistema clientelar establecido por el poder político durante largos años en estas empresas públicas como HAZI, que también han llevado a que los diferentes comités de empresa históricamente hayan admitido y avalado esta forma de funcionamiento. No ha sido nada fácil a los representantes de ERALDATZEN-ESK mantener nuestro criterio y no participar ni avalar los procesos internos de la empresa HAZI. Hemos pedido reiteradamente que de alguna forma había que democratizar esos procesos dentro de la empresa. Esto es, pedíamos una mayor transparencia.

Otro de los puntos calientes de esta empresa son los riesgos psicosociales; Eraldetzen-ESK ha tenido que pelear, y mucho, para HAZI llevase adelante una evaluación de dichos riesgos, ¿el resultado? La plantilla no está bien, dando niveles preocupantes en cuanto a cargas de trabajo y participación del personal en la empresa. Esto nos preocupa, y mucho: No permitiremos que ninguna trabajadora o trabajador sufra por venir a trabajar.

La realidad que vivimos es de una auténtica caza de brujas hacia nosotros, caza que ha supuesto la imposibilidad de poder presentar nuestra candidatura a las últimas elecciones sindicales. A pesar del reconocimiento de parte de la plantilla a nuestro esfuerzo por cambiar los modos de operar, el miedo volvió a ganar.

No es una derrota, Eraldatzen-ESK está aquí para seguir denunciando este sistema clientelar, que premia las lealtades políticas, a consta de excluir a las personas que, a pesar de su profesionalidad, no comen de su mano.

 

Instamos a EH Bildu y Sumar a que presenten una enmienda en el Congreso

Los sindicatos hemos instado a EH-Bildu y Sumar a presentar la enmienda en el Congreso para que el empleo y Leer más

Llamamos a los partidos políticos a una ronda para dar pasos en torno al empleo público

Los sindicatos instaremos a los partidos políticos a que presenten enmiendas para que el empleo público y las condiciones laborales Leer más

¡Brindemos por la escuela pública vasca!

El pasado fin de semana en Durango, nos hemos reunido las plataformas y agentes locales que conformamos Euskal Eskola Publikoaz Leer más

El éxito de la huelga debe obligar a las instituciones vascas a reforzar y decidir aquí los servicios públicos

Los partidos que gobiernan en las instituciones vascas deben cambiar sus políticas para recuperar el poder adquisitivo, frenar las privatizaciones, Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49