El comité de empresa de Petronor-Muskiz se encierra en la refinería para exigir la aplicación del convenio y el respeto de los acuerdos.

 

Encierro en Petronor de Muskiz aplicación del convenio y medidas covid

 

La dirección, en vez consensuar con el comité medidas que reduzcan la presencia de la plantilla en la refinería para evitar posibilidades de contagio, toma decisiones unilaterales que lo único que hacen es perjudicar a la plantilla.

El pasado jueves, la dirección de Petronor comunicó la suspensión del servicio de comedor para el colectivo de personas que continúan trabajando en jornada ordinaria (de 8:00 a 17:00 h). A cambio ofrece un bocadillo, que se comerá en las mismas instalaciones del comedor. Sin embargo, para el colectivo que trabaja a 12 horas en la parada, prevista hasta final de diciembre, mantiene el servicio de comidas calientes. Esto provoca, entre otras cosas, que en la misma instalación haya personas comiendo el menú que se sirve habitualmente, mientras a otras solo se les ofrece un bocadillo como comida principal del día. Además, debido a esta absurda decisión, a la plantilla de la empresa que realiza este servicio se les ha aplicado un ERTE por fuerza mayor.

 

Respeto a los acuerdos

El pasado lunes se realizó una asamblea en el exterior de la refinería, ya que la dirección denegó el permiso para realizarla en el interior. En esta asamblea se consensuó iniciar un encierro del comité de empresa en las instalaciones de Petronor, para denunciar la situación y exigir a la dirección que llegue a acuerdos en las materias que debe de tratar con la representación de la parte social. Asimismo, ayer y hoy se han realizado plantones solidarios en la entrada del comedor para informar de la discriminación e incumplimientos de la dirección al tomar estas medidas.

Desde el Comité de Empresa, se lleva semanas insistiendo a la dirección en la necesidad de facilitar el teletrabajo a todas las personas que se acogieron a esta modalidad durante la primera ola de esta pandemia que estamos sufriendo, con el fin de reducir el personal en refinería. Asimismo, para el personal con trabajo presencial se propone por parte del Comité, un horario intensivo en el que se ajusten las carencias que se pueden producir por el cambio de jornada. Sin embargo, la dirección lejos de llegar a acuerdos impone medidas que incumplen los acuerdos recogidos en el convenio.

Esta situación no es nueva, pues el comité lleva meses realizando concentraciones frente a las oficinas generales para denunciar la falta de respeto a los acuerdos alcanzados tras las movilizaciones realizadas en enero de 2020. En este sentido, se están dando carencias en la contratación comprometida, con la consecuencia de no poder alcanzar los grados de conciliación previstos. Lo cual significa un aumento desproporcionado de las horas extraordinarias, que se acercan a los hitos históricos sufridos en los años 2018 y 2019.

 

Encierro en Petronor exigiendo que cumpla los acuerdos

El comité de empresa de Petronor-Muskiz se encierra en la refinería para exigir la aplicación del convenio y el respeto Leer más

Los y las trabajadoras del metal de Bizkaia, ejemplo de dignidad y lucha

FVEM quiere imponer precariedad y condiciones miserables. Las huelgas continuarán los días 30 de septiembre y 1, 2, 3 y Leer más
  • 1

 

63 muert@s + 1 desaparecido en 2020

en accidentes laborales