Mostramos nuestra preocupación por la mala gestión de los rocódromos del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ante la crisis del COVID-19 y por el fin del plazo de la adjudicación que no permite prórrogas.

 


Foto: Cadena Ser

 

Manifestamos nuestra preocupación por la situación de los rocódromos municipales y denunciamos la mala gestión que se está realizando por parte del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Volvemos a la normalidad, pero por desgracia, la normalidad en la gestión de los rocódromos supone recorte en el uso de las instalaciones, soluciones improvisadas y poco coherentes y una política que premia a los deportes de masas para los que la inversión económica nunca es un problema.

 

Improvisación en los rocódormos de Vitoria-Gasteiz

De un lado, de una manera muy improvisada se ha realizado una apertura que no garantiza unas condiciones sanitarias adecuadas en el uso de las instalaciones. Antes de la pandemia las instalaciones se limpiaban todos los días lo que implicaba una hora de tiempo como mínimo. Ahora se pretender vender una imagen de instalación adecuada realizando una desinfección de 30 minutos previos a la apertura al público. Por suerte, el número de personas usuarias en estos primeros días está siendo bajo y permite que la desinfección se pueda realizar ya que se tiene más tiempo hasta la llegada de la gente, pero nos tememos que o se amplía ese tiempo de manera inmediata o no se va a poder garantizar una instalación desinfectada. Desde la semana pasada, se ha pedido una reunión con el Ayuntamiento y aun no ha habido contestación.

 

Recorte en el servicio

De otro lado, el servicio ha sufrido un recorte muy fuerte. Solo se permite la entrada de personas que tengan el abono de temporada, y aunque eso iba a ser algo provisional que solo iba a durar los tres primeros días de julio, a fecha de hoy, esa decisión del Ayuntamiento sigue vigente y gente que se acerca a la instalación se queda sin escalar.

Este recorte también afecta a las instalaciones, ya que los horarios se han restringido o directamente se ha cerrado la instalación como en el caso de Hegoalde. Con la excusa de unas obras que aun no han empezado no se permite su uso. Entendemos que los aforos se deben reducir para poder aplicar medidas de distanciamiento social en la práctica de la escalada, pero eso no debería provocar abrir las instalaciones menos horas que antes de la pandemia. Si se quiere ofrecer un servicio y recuperar cierta normalidad, solo abriendo las instalaciones el máximo de horas posibles puedes conseguir que la gente pueda escalar. La pauta municipal es de menos sitios, menos horas y menos personas. Como sindicato ni lo comprendemos ni lo compartimos.

 

El 31 de julio finaliza la adjudicación

El pliego actual finaliza en fecha de 31 de julio de 2020 y no permite prórrogas. ¿Nos acercamos a una nueva caída del servicio como la vivida durante el curso 2018/2019? Esa cuestión también ha sido planteada al Ayuntamiento y seguimos sin una respuesta oficial. ¿se pretende prorrogar la gestión con una empresa sin base legal y sin tener en cuenta que esta empresa desde que ha asumido la gestión ya ha realizado 5 despidos (tres de ellos considerados improcedentes) y ha recortado las jornadas de parte de la plantilla?

 

Huelga indefinida en las actividades deportivas de Araba

La sección de ESK en los rocódromos municipales se suma a la huelga y anima a las y los trabajadores Leer más

Rocódromos de Gasteiz: no es oro todo lo que reluce

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz no ha revertido los recortes que ha realizado en años anteriores en los rocódromos municipales. Leer más

¡Inauguramos los rocódromos de Gasteiz!

Tras 9 meses con los rocódromos cerrados... los reinauguramos este viernes 24 de mayo a las 18:00 h. en Salburua. Leer más

Ante el retraso en la apertura de los rocódromos de Gasteiz

Mostramos nuestro malestar con la gestión que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz está realizando con los rocódromos municipales. El Servicio Municipal Leer más
  • 1
  • 2
  • 3

 

53 muert@s + 1 desaparecido en 2020

en accidentes laborales