Algunas y algunos lo dijimos desde el principio, esos 3 despidos en Mercedes Benz de Vitoria-Gasteiz eran injustos, se realizaron con intención de amedrentar a la plantilla. Ahora Emilio Titos debe dimitir y parte de la plantilla debe reflexionar sobre su actitud.

 

 

 

 

Algunas y algunos lo dijimos desde el principio, esos 3 despidos eran injustos, se realizaron con intención de amedrentar a la plantilla y se realizaron de una forma chapucera. Los despidos fueron un “calentón” de algún responsable al que se le fué la mano y al que Recursos Humanos y la propia dirección de la empresa dieron cobertura. El propio Emilio Titos (Director General de Mercedes Vitoria-Gasteiz), esa persona a la que al parecer no se puede criticar, dijo que era una situación pasada y solucionada con el dinero que fuese necesario.

Pues bien la justicia, dando la razón al recurso de ESK, ha venido a decir que Mercedes con esos despidos vulneró un derecho fundamental como es la libertad de expresión. No sólo dice eso si no que señala al departamento de Recursos Humanos y a los servicios jurídicos de la empresa por conscientemente seguir adelante con unos despidos sin justificarlos debidamente.

Cabe señalar que tan sólo uno de los 3 compañeros despedidos injustamente decidió pelear hasta el final por defender su puesto de trabajo. No debemos reprochar nada a nadie en este sentido, son decisiones individuales nada fáciles de tomar. Enfrentarse a una empresa como Mercedes y el camino judicial no son sencillos. Por eso comprendemos a quienes acordaron una indemnización y reconocemos el valor y determinación de quien apostó por llegar hasta el final.

 

Nido de avestruces

Durante el tiempo que va desde que se produjeron los despidos hasta el día de hoy, hay que considerar muy positivamente la actitud de la mayoría del Comité de Empresa, todas las secciones sindicales han estado a la altura, todas... excepto Ekintza, que en su afán por tratar de significarse como el sindicato preferido de la empresa, no apoyó ni el protocolo antidespidos ni las acciones posteriores emprendidas por la mayoría del comité para denunciar los despidos. Sólo les ha faltado justificar explícitamente los despidos.

En este sentido tenemos que decir, aunque haya gente a la que no le guste, que parte de la plantilla no ha estado a la altura de la mayoría del Comité de Empresa, no ha sido solidaria con los compañeros despedidos, ha mirado para otro lado e incluso ha justificado los mencionados despidos. Por ello agradecemos de corazón a quienes habéis secundado las diferentes iniciativas realizadas para denunciar los despidos injustos, esta victoria también es vuestra. También nos gustaría pedir a esas personas que no participaron de las protestas que reflexionen sobre lo sucedido, pierdan el miedo y sean más libres para poder en otra ocasión, que esperemos que no llegue, mostrar más solidaridad y estar en frente de la injusticia y la imposición.

 

¡Titos dimisión!

La sentencia supone que la empresa, aunque puede recurrir al Tribunal Supremo, tiene que reincorporar a nuestro compañero y abonarle la cantidad equivalente al tiempo en el que injustamente ha estado despedido (prácticamente un año). Pero para ESK no debería acabar ahí el asunto.

Entendemos que alguien debería asumir responsabilidades por lo sucedido. Como hemos dicho el propio señor Titos justificó los despidos.

Estamos hartos de escucharle y leerle sus “divinas” milongas sobre el esfuerzo, la flexibilidad, la integridad... Qué credibilidad tiene un señor que defiende unos despidos injustos pensados para amedrentar a la plantilla mientras protege y ampara a quienes los realizan?, cómo puede hablar de integridad un tipo que utilizando para su beneficio propio (presuntamente) bienes de la empresa comete delitos graves condenados por la justicia?.

En su día por razones personales renunció al órgano decisorio de la compañía, ahora por razones profesionales o mejor dicho, por falta de profesionalidad, debería dimitir de todos sus cargos, él o quienes arbitrariamente realizaron los despidos injustos. Seguramente haya algún responsable en el sector donde trabajaban nuestros compañeros, también es claro que desde recursos humanos se ha trabajado chapuceramente para fabricar cartas de despido vacias y sin fundamento pero, debemos insistir en que el principal responsable es el señor Titos.

 

ESK aurrera!

Como hemos dicho la empresa está en su derecho de recurrir al Tribunal Supremo la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Deseamos y esperamos que no lo haga y corrija cuanto antes la injusticia cometida con al menos el único trabajador despedido que decidió defender su puesto de trabajo hasta el final.

Estas peleas no son sencillas y las trabajadoras y trabajadores jugamos con desventaja frente a las empresas y la legislación actual, sobre todo tras la última reforma laboral. Pero con determinación y ganas de lucha a veces se consiguen pequeñas victorias que deberían avergonzar a una empresa como Mercedes y alegrar al conjunto de trabajadoras y trabajadores.

Por todo ello, queremos aprovechar estas líneas que compartimos con vosotras y vosotros para agradecer el excelente trabajo realizados por los servicios jurídicos de ESK. Excelentes profesionales que siempre estarán de tu lado y te acompañarán hasta el final siempre. No siempre acompaña el resultado pero hay que luchar hasta el final.

 

Descargar 'Langile nº 52'  🡻

 

Y tras el despido nulo en Mercedes...

Algunas y algunos lo dijimos desde el principio, esos 3 despidos en Mercedes Benz de Vitoria-Gasteiz eran injustos, se realizaron Leer más

Titos, director de Mercedes, debe dimitir

El director de Mercedes Benz de Vitoria-Gasteiz, Emilio Titos, despidió a un trabajador vulnerando su derecho a la libertad de Leer más

¡No a los despidos en Mercedes!

Mercedes Benz ha despedido en Vitoria-Gasteiz a 3 compañeros de manera injusta e injustificada. Es momento, como plantilla, de echar Leer más
  • 1

 

Más noticias

13 muert@s + 2 desaparecidos en 2020

en accidentes laborales

Agenda

08
Mar
Fecha 08 marzo 2020