Hemos presentado ante Función Publica un proyecto para transformar estas plazas a jornadas del 100% utilizando el 0,25% del fondo adicional que recoge la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

 

 

En este Ayuntamiento se han realizado innumerables estudios sobre la brecha salarial por razón de género, así como organismos nacionales, internacionales y sindicales llegando a una conclusión unánime.” La feminización impuesta de los trabajos peor pagados ensancha la brecha y además la parcialidad involuntaria es el factor determinante de la misma”. Las mujeres son las mayores perjudicadas por los contratos a tiempo parcial. En este ayuntamiento trabajan un 15% menos de tiempo que los hombres con lo que esto conlleva: temporalidad, dificultad de conciliación, menores salarios y cotizaciones y, por tanto, unas pensiones más bajas.

Sin embargo el Ayuntamiento, CCOO, ELA y LAB, conocedores de esta situación, siguen adelante con sus planes de convocar una OPE manteniendo las jornadas inferiores al 100% “institucionalizando la precariedad laboral y la parcialidad involuntaria aumentando la brecha salarial por razón de género” condenando a los colectivos especialmente feminizados, mayoritariamente trabajadoras de limpieza a estas condiciones y no hemos escuchado a estos SINDICATOS denunciarla. Cuando convocamos, desde el comité a las mujeres el 8 de marzo, a luchar por sus derechos y su dignidad, rompiendo las barreras de género ¿nos referíamos a esto o son palabras vacías? Desde ESK pensamos que esta postura es una pose, una foto para ese día, la realidad es otra y el camino para transformar la situación actual o no la conocen o no se la creen realmente. Estas jornadas mayoritariamente ocupadas por mujeres no hacen más que ahondar en el profundo machismo instaurado en nuestra sociedad.

Cuando se acusa a ESK de querer perpetuar la precariedad de estos colectivos no estaría de más recordarles que hemos presentado ante Función Publica un proyecto para transformar estas plazas a jornadas del 100% utilizando el 0,25% del fondo adicional que recoge la LEY de ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA, que nos permitiría ir aumentando estas jornadas sin eliminar ninguna plaza, (este fondo en el año 2018 se destinó a mejorar los salarios de la policía local para dar salida a sus demandas laborales). Pero hay que peleárselo y parece ser que estamos solos.La falta de voluntad política es la que mantiene la precariedad de estas trabajadoras. Según Función Publica el principal objetivo de la consolidación de los programas en RPT era ahorrarse 21 millones de Euros en posibles indemnizaciones y no como ahora se dice posibilitar que estas plazas saliesen a OPE.Es por ello que desde ESK INSTAMOS AL AYUNTAMIENTO a que presente lo antes posible un plan para convertir todos estos puestos a dedicación 100% antes de sacarlos a OPE, porque después nadie puede garantizar que una vez seas funcionario de carrera sea posible. Pedimos que cesen las amenazas de privatización que desde hace años atenazan a estas trabajadoras y por extensión a todo el personal del grupo E. No estaría de más recordar que mientras se nos acusa de poner en riesgo estas plazas, en este ayuntamiento se ha PRIVATIZADO la limpieza del servicio de deportes y oficinas centrales del Ayuntamiento entre otros, sin que los sindicatos levantasen mucho la voz.

¿Estamos seguros de que estas personas aspirantes a la OPE quieren sacar una plaza del menos del 100% de dedicación, condicionando sus jubilaciones después de una larga vida de trabajo?

Otras administraciones (IFBS) han abierto ya esa puerta. ¿Queremos seguir el mismo camino hacia el EMPLEO BASURA en este ayuntamiento? ¿O defendemos un empleo público de calidad? Este problema
no se da en sectores especialmente masculinizados. ¿Alguien tiene una explicación a esta discriminación?

Desde luego ESK no ha participado en la creación de esta situación y no van a venir otras organizaciones a achacarnos lo que no hemos defendido nunca ni defenderemos, LA PRECARIEDAD.

 

Más noticias

42 muert@s en 2019

en accidentes laborales