EH BILDU, con su decisión de abstenerse en la votación del PROYECTO DE LEY DEL SISTEMA VASCO DE GARANTÍA DE INGRESOS Y PARA LA INCLUSIÓN, ha cometido un grave error político. Legitima, desde posiciones de izquierda, una reforma de la RGI que, no solo no va a acabar con la pobreza, sino que la va a mantener, poco más o menos, en los niveles de las dos últimas décadas.

 

 

 NOTA DE PRENSA ARGILAN-ESK

LA ABSTENCIÓN DE EH BILDU, A LA REFORMA DE LA RGI, ES UN GRAVE ERROR POLÍTICO

EH BILDU, con su decisión de abstenerse en la votación del PROYECTO DE LEY DEL SISTEMA VASCO DE GARANTÍA DE INGRESOS Y PARA LA INCLUSIÓN, ha cometido un grave error político porque ha legitimado, desde posiciones de izquierda, una reforma de la RGI que, no solo no va a acabar con la pobreza, sino que la va a mantener, poco más o menos, en los niveles de las dos últimas décadas, dado que los requisitos y obligaciones que impiden el acceso y continuidad de la gente pobre como perceptora de esta prestación, no cambian casi nada. 

Pero siendo esta forma de legitimación muy grave, aún se le va a añadir otra nueva, que ha sido clave en el diseño que ha guiado la reforma: aumentar las medidas de control y sanción de la gente que solicite y consiga cobrar la RGI, pues la nueva ley establece la creación de un nuevo cuerpo de inspección de Lanbide, que contará con 25 personas de plantilla, con amplias facultades para llevar a cabo tareas de corte policial y que prepararán las condiciones para imponer un sistema de sanciones desmesuradas. Todo ello, en lugar de garantizar un sistema, cuyos niveles de fraude están por debajo del 1%, lo pondrá bajo sospecha, sospecha que recaerá en quienes acuden a ejercer sus derechos al mismo.

EH BILDU debía haber mantenido la posición coherentemente combativa que le guio cuando presento más de 100 enmiendas al Proyecto de Ley, equivalentes a una verdadera enmienda a la totalidad, y cuyos objetivos eran:

  1. Conseguir una reforma radical de la actual Ley de la RGI, que recuperara todos los avances que se habían conseguido hasta la ley de 1998 y que se habían perdido,  en la actual ley en vigor, la de 2008, y en la nefasta reforma de 2011,

  2. Incluir las reivindicaciones históricas de las plataformas de lucha contra la pobreza (rebaja de la edad a 18 años, derecho subjetivo para las AES, etc.); y,

  3. No aceptar ninguna de las ideas de control y aumento de las sanciones que penalizan a las personas solicitantes y perceptoras y degradan cualquier sistema de garantía de ingresos.

Para hacer posible los objetivos contenidos en el párrafo anterior, EH BILDU debía haber diseñado una estrategia política decida a demostrar cual era su proyecto para conseguir una ley capaz de acabar con la pobreza en la CAE. Sin embargo, no es esto lo que ha hecho en este último trimestre de 2022, en el que se ha ventilado la reforma de la RGI. Ha dejado pasar el tiempo, sin presentar sus cartas y finalmente parece que se ha dejado seducir por la falsa responsabilidad de sumarse al bloque de quienes están a favor de la ley, marginando a la derecha y extrema derecha, cuya posición contraria a la misma es porque quieren una nueva ley todavía más restrictiva en cuanto a los derechos se refiere y más controladora y punitiva.

A ARGILAN-ESK la posición de EH BILDU nos ha llenado de tristeza, puesto que tras el paso atrás que supuso el pacto de ELKARREKIN/PODEMOS-IU, cualitativamente más nocivo que el de EHBILDU, teníamos la esperanza de que esta formación política, que no se veía obligada, dada la mayoría absoluta del PNV-PSE, promotores de la reforma, a cargar con ninguna responsabilidad de impedir que una ley que cuenta con algunas mejoras sobre la ley actual, aunque también con el gran retroceso que implica la creación del nuevo cuerpo de inspección de Lanbide, saliera adelante en el Parlamento, liderara la posición en contra del nuevo Proyecto de Ley hasta el final, enterrando el liderazgo pírrico que ha dejado, al final, en manos de la derecha y extrema derecha.

Estamos convencidos de que en un futuro no muy lejano, la realidad nos va a dar la razón, y tanto ELKARREKIN/PODEMOS-IU, como EH BILDU, ante la amarga prueba de los hechos a la que esta ley va a condenar a las personas pobres, terminará por asumir que lo más coherente hubiera sido pelear contra la reforma de la RGI del PNV y PSE, aunque fuera inevitable que se convirtiera en ley, porque esta es la forma de deslegitimar una mala ley a la que esperamos enterrar en el futuro.

ARGILAN-ESK

 

Mantener la pobreza y aumentar el control de las personas pobres

*Tribuna de opinión. Iñaki Uribarri El próximo 22 de diciembre el Parlamento Vasco aprobará, con los votos a favor del Leer más

Reforma RGI. El Gobierno Vasco apuesta por mantener la pobreza

ANTE LA APROBACIÓN DE LA REFORMA DE LA RGI ABENDUAK 22 KONTZENTRAZIOA 10:30eanEUSKO LEGEBILTZARREAN (GASTEIZ) A lo largo de este Leer más

10 de Diciembre. La pobreza y la exclusión,un problema de derechos humanos

Actualmente se está tramitando la reforma del sistema vasco de garantía de ingresos. También se está negociando el presupuesto de Leer más

Nota de prensa. La abstención de EH BILDU a la reforma de la RGI es un grave error político

EH BILDU, con su decisión de abstenerse en la votación del PROYECTO DE LEY DEL SISTEMA VASCO DE GARANTÍA DE Leer más

Nota de prensa. Mostramos nuestro rotundo desacuerdo al pacto sobre la nueva RGI

Desde ARGILAN-ESK manifestamos nuestro más rotundo desacuerdo con el pacto alcanzado y queremos hacer pública nuestra decepción ante el anuncio Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10