Llevamos tiempo en Osakidetza en que se invierte más en estructuras que en personas, se ha aumentado gastos en edificios infrautilizados y nada en personal, no se hacen las contrataciones suficientes ni estables en todas las categorías y en todos los ámbitos  y se nos pide  un especial esfuerzo y sacrificio a los trabajadores que estamos aun padeciendo el exceso de demanda, la sobrecarga asistencial y la falta de tiempo.

Especialmente esto ha afectado en la Atención Primaria donde la situación de precariedad es evidente en los profesionales al tener que asumir el trabajo de las ausencias no sustituidas y la cada vez mayor carga de trabajo por los cambios demográficos, los planes de Salud, la atención al crónico, el pluripatológico, las carpetas de Salud, etc.  y que ha dado lugar a una actividad cada vez menos atractiva y peor remunerada con la consecuente pérdida progresiva de profesionales de AP estableciéndose un círculo vicioso ya difícil de revertir.

 Un trabajo cada vez más exigente para un menor número de profesionales. Ahora se acuerdan de sacar planes de mejora cuando la situación es cada vez más insostenible y de reversibilidad más compleja y cara.

 Se pide con estas huelgas la vuelta a una Atención Primaria digna que recupere su sentido fundamental, aquello que en sus inicios se proyectó que debía ser, una actividad para la que estamos formados pero que no ha conllevado la inversión en recursos necesaria para llevarla a cabo.

Pedimos un aumento de inversión en Atención Primaria para que la salud de pacientes y trabajadoras no se vea comprometida por la falta de medios y recursos. Ha hecho falta que el hartazgo de los profesionales acabara en una asamblea que decidiendo estas movilizaciones aglutine a la mayoría de Sindicatos.

 Es la plataforma Lehen Arreta Arnasberritzen la que ha dinamizado y encendido la llama del cambio, algo que hace ya tiempo hacía mucha falta. Y seguiremos en la lucha porque lo que pedimos es tan necesario y evidente que si se deja la actual situación a la deriva por parte de nuestros gestores va a repercutir en la salud de la población y en la desaparición de la AP.

Los sindicatos y la plataforma LAA apoyan estas jornadas de huelgas en Atención Primaria y esta manifestación reafirmándose en las reivindicaciones PARA TODAS LAS CATEGORIAS PROFESIONALES que forman parte de este nivel asistencial. Escuchamos, a menudo, como los medios de comunicación ahondan en el error de ser unas demandas de personal médico, de personal sanitario solamente. De hecho, también Osakidetza se equivoca cuando el refuerzo de las plantillas lo plantea con nuevas plazas de Medicina de Familia como de Enfermería sin determinar nada de reforzar las áreas administrativas por ejemplo.

El personal de otras categorías también ha querido visibilizar su protesta este día,  a muchas trabajadoras administrativas las podréis ver vestidas hoy de negro y esto subraya el movimiento integrador que existe, que no está restringido al colectivo médico y cuya finalidad es tratar de renovar y mejorar la AP en favor últimamente de la población.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.