La situación no es la falta de trabajo sino la mala gestión y la avaricia empresarial. Por todo ello, os animamos a secundar la movilización que el miércoles 10 de octubre a las 18:30 h. convoca el Comité de Empresa.


Ante el desdén y el olvido institucional Ezkerraldea  asiste al declive del último gran centro industrial que queda en la comarca. La Naval, tras décadas de reestructuraciones y su privatización en el año 2006  se encuentra desde hace un año  en Concurso de Acreedores.

La privatización de La Naval, diseñada a medida de los intereses del empresariado vasco se diseñó sobre un modelo de subcontración extremo en el que sus accionistas priorizaron la obtención de beneficios rápidos a través de los servicios que se externalizaban a sus propias empresas. Este modelo por el que una plantilla propia por debajo de 200 personas convivía en momentos punta con más de 2.000 personas de las contratas ha resultado ser un fracaso absoluto.

Precisamente la declaración del Concurso de Acreedores se precipitó en un momento en que el astillero no podía digerir la carga de trabajo que tenía. Los plazos de entrega vencían, y se acumulaban las multas y penalidades a pagar.

Estos doce meses de concurso de acreedores hemos visto como se sucedían mucho dimes y diretes. De las grandilocuentes declaraciones que el lehendakari y distintos responsables políticos hacían hace un año, poco queda. La Naval ha solicitado la liquidación y la plantilla y la comarca sienten que el tiempo se acaba.

Reclaman el rescate público del astillero. Una empresa puntera a nivel internacional y tractora de  la industria y el empleo en una comarca muy castigada no se puede dejar caer, más aún cuando lo que le ha llevado a esta situación no es la falta de trabajo si no la mala gestión y la avaricia empresarial.

Por todo ello, os animamos a secundar la movilización que el próximo miércoles 10 de octubre a las 18:30 convoca el Comité de Empresa desde las puertas del propio astillero.

Ezkerraldea Bizirik! ¡Rescatemos La Naval!

 

 

Más noticias

60 muert@s en 2018

en accidentes laborales