Los sindicatos ELA, LAB, UGT Y ESK convocamos huelga en el sector de la limpieza de comisarías y edificios judiciales en Gipuzkoa  desde el 19 de septiembre hasta el día 3 de octubre, en un principio. Ante la actitud de GARBIALDI en la negociación de ambos convenios a las/os trabajadoras/es no les queda otro camino que movilizarse para mejorar sus condiciones.

 

Después de varios intentos fallidos para negociar los convenios de limpieza tanto de COMISARIAS como de EDIFICIOS JUDICIALES Y CENTROS DE MENORES DE GIPUZKOA, se constituyen las mesas de negociación el día 26/04/2018 y se deja claro a GARBIALDI que en esta negociación reivindicamos que desaparezca la BRECHA SALARIAL respecto de la limpieza viaria (sector masculinizado) y que para los sindicatos convocantes es prioridad en estos momentos.

BRECHA SALARIAL: comisarias:13%, edificios judiciales y centros de menores: 7%.

El convenio de comisarias finalizó el 31 de diciembre del 2009 en el caso de edificios judiciales en el 31 de diciembre de 2017.

Para comisarias y juzgados reivindicamos unas subidas salariales progresivas de cara a atajar la brecha salarial.

Desde el 26 de abril hasta ahora hemos mantenido 4 reuniones en las que la negociación no avanzó en ningún sentido, en la única que hay una propuesta salarial, del todo insuficiente, es en la reunión última reunión.

En la  última reunión del 10 de julio GARBIALDI hace un planteamiento de congelación salarial en ambos convenios hasta el 2018 inclusive y para el 2019 una subida del IPC del 2018 para los dos convenios.

Este planteamiento es inaceptable, teniendo en cuenta que las trabajadoras de limpieza de comisarías tienen el salario congelado desde 2008, y en edificios judiciales se da una brecha salarial del 7%, respecto a sectores de la limpieza masculinizados.

Por otro lado no debemos olvidarnos que este es un servicio subcontratado del gobierno vasco (departamento de interior y justicia) que, como ente público tiene la obligación ética de comprometerse en favor de la igualdad y contra la brecha salarial, en lugar de mirar hacia otro lado. La igualdad de género debe materializarse en hechos concretos y no quedar en bonitos discursos.

Como no podía ser de otra manera, una vez más son las mujeres las que sufren la precariedad, entre los dos ámbitos suman un total de 60 trabajadoras/es de las cuales un 95% son mujeres.

Desde aquí exigimos tanto a GARBIALDI como al Gobierno Vasco que actúen de manera inmediata para poner fin a esta situación de discriminación.

GARBIALDI RESPONSABLE. GOBIERNO VASCO LO PREMITE
DIGNIFICACIÓN DE LOS TRABAJOS FEMINIZADOS

#GarbiketaBorrokan

 

Más noticias

32 muert@s en 2019

en accidentes laborales