Durante estos 2 últimos años hemos asistido con estupefacción al progresivo desmantelamiento de dichos Servicios Públicos. 19 de enero movilización en Bilbao.

 

Osakidetza y la Educación Pública en la cuerda floja

 

Dos años después de la declaración por parte de la OMS de la pandemia producida por el SARS-CoV-2, inmersas en una nueva ola de contagios y con una nueva declaración de Emergencia Sanitaria por parte del Lehendakari Iñigo Urkullu; nos encontramos con los Servicios Públicos, en especial la Sanidad, pero también la Educación, exhaustos, desbordados y desconcertados.

 

Progresivo desmantelamiento de los servicios públicos

Durante estos dos años hemos asistido con estupefacción al progresivo desmantelamiento de dichos Servicios Públicos. Basta recordar que en el pasado mes de octubre Osakidetza, en un alarde de temeridad, se permitió el lujo de prescindir de unos 4.000 profesionales, o como, en una vuelta de tuerca más, decide ahogar a la maltrecha Atención Primaria anunciando que no se van a atender consultas “que no revistan especial urgencia”.

Por desgracia, para nosotras y nosotros estas políticas de recortes no son nuevas. Partimos de unos Servicios Públicos cuyo desmantelamiento se inició tras la crisis de 2008, desmantelamiento que ha supuesto una precarización de las condiciones laborales de las plantillas que repercute muy negativamente en la atención que se presta a la ciudadanía.

 

« Por culpa de decisiones de políticas, nuestra  Atención Primaria  está en la UCI »

 

Recortes en Osakidetza y Educación

En Osakidetza, la plantilla estructural es la misma que hace cuatro años, los porcentajes de interinidad y rotación son brutales, la infradotación de las plantillas hace que muchos de nuestras Unidades de Hospitalización trabajen bajo mínimos. Desde la creación de las OSIs, la Atención Primaria ha sido minusvalorada e infradotada mediante una desinversión denunciada ya en 2017 por la plataforma Lehen Arreta Arnasberritzen que, junto diferentes agentes sindicales, convocó una serie de movilizaciones y huelgas a lo largo de 2019. A pesar de eso, y por culpa de decisiones de políticas, nuestra Atención Primaria está en la UCI, la Atención Primaria necesita urgentemente más inversión, más medios y más personal para garantizar una sanidad pública, universal y de calidad. Necesita incrementar su presupuesto, del 14% actual hasta un 25%, para equipararla a los estándares europeos, y para que pueda cumplir con los principios de promoción y prevención para los que fue creada y evitar desigualdades en el acceso a la atención sanitaria.

La Educación Pública no le va a la zaga; plantillas infradotadas, ratio alumnado/profesorado desproporcionado, rotación permanente del personal, tasa de iterinidad brutal… Todo ello es consecuencia de la precarización y de la falta de inversiones.

 

Políticas de recortes y desinversión

¿Qué han hecho nuestros responsables políticos? Gestionar el “capitalismo del desastre”. Han decidido mantener las políticas de recortes y desinversión, prueba de ello es la Ley de Presupuestos de la CAV de 2022, no han querido aumentar la dotación de personal en dos áreas tan importantes para luchar contra las desigualdades como son la Sanidad y la Educación Públicas, y cuando lo han hecho ha sido de forma puntual, con carácter básicamente asistencial y sin ningún planteamiento educativo, sin dotar a las personas profesionales de herramientas para afrontar y aprovechar de forma positiva este nuevo paradigma, y sin ninguna intención de mejora de las condiciones laborales.

 

« Es imprescindible un  aumento en las inversiones  tanto en Sanidad, como en Educación Públicas que las doten de los imprescindibles recursos humanos y materiales »

 

Es por eso por lo que desde ESK y STEILAS exigimos un cambio de rumbo en las políticas de recortes sistemáticos y sistémicos que el PNV, junto con su socio el PSE, lleva adelante en nuestros Servicios Públicos. Es imprescindible un aumento en las inversiones tanto en Sanidad, y en especial en nuestra Atención Primaria, como en Educación Públicas que las doten de los imprescindibles recursos humanos y materiales para que cumplan su función y den la atención que se merece la ciudadanía de este país.

Las trabajadoras de dichos servicios públicos no necesitamos agradecimientos ni propaganda. El mejor reconocimiento se hace a través de las condiciones laborales, invirtiendo en ellas, evitando el estigma que a menudo sufre tanto la Sanidad como la Educación Pública y priorizándolas ante políticas privatizadoras.

 

19 enero movilización

El miércoles 19 de enero marcharemos desde Indautxu eskola al ambulatorio de Errekalde en Bilbao a las 13:00 h.

¡Ven a defender los Servicios Públicos!

 

Osakidetza empieza mal la consolidación de plazas

Osakidetza, en posiciones inmovilistas, sigue sin ninguna voluntad de negociación ni de poner fin al problema de las altísimas tasas Leer más

Fijeza como solución al abuso en las Administraciones Públicas

Apostamos por la fijeza como solución al abuso y lo defenderemos tanto en los juzgados como en las calles. Martes Leer más

17 días de huelga en la limpieza de la Diputación de Gipuzkoa - Eulen

Tras 17 días de huelga en los que EULEN y sobretodo la Diputación de Gipuzkoa ha intentado sabotear la protesta Leer más

Residencia Txurdinagabarri, situación insostenible

La situación del personal en la Residencia Txurdinagabarri es insostenible y vemos la necesidad de empezar a movilizarnos y exigir Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32