Aunque un 70% de los contagios se dan en los centros de trabajo, solo limitan el derecho a manifestarse. Llamamos a manifestarnos y a defender nuestros derechos desde la responsabilidad.

 

 

El pasado año, las movilizaciones del 8 de marzo fueron objetivo de la derecha extrema y la extrema derecha. Por parte de quienes niegan el derecho a construir una sociedad de mujeres y hombres libres e iguales en derechos y oportunidades, se usó el 8 de marzo para culpabilizar al movimiento feminista de la expansión de la pandemia del coronavirus.

 

Limitaciones al derecho de manifestación

En este 2021, y con la lección aprendida, el Gobierno Vasco, a través de su departamento de seguridad y el Director de la Ertzaintza, sitúan como objetivo de posibles vectores de la pandemia, como ya lo hicieron con las manifestaciones del 8 de marzo, a las manifestaciones convocadas para el 1º de mayo. De esta forma, advierten a los convocantes de las manifestaciones, que se limitará la movilidad, y que se podrá sancionar a los convocantes y participantes si no se respetan las distancias de seguridad, disposiciones de movilidad, etc. Limitándose de esta forma el derecho de manifestación de aquellas personas que, oh qué raro, queremos construir un mundo de hombres y mujeres libres e iguales en derechos y oportunidades.

Esas personas que queremos construir un mundo nuevo, mejor, que formamos parte de ESK, del movimiento obrero, y que convocamos a manifestarse el 1º de mayo para reivindicar ese cambio, hemos apelado siempre a la responsabilidad frente a la pandemia. Por ello también, hemos criticado que frente a la pandemia se haya priorizado la economía (de unos, no de todos) frente a la salud con restricciones ad hoc, a la par que hemos reivindicado una sanidad pública que garantice el derecho a la salud de todas las personas, sin recortes y con inversiones que hagan esto posible. Por compromiso social, y compromiso también con nuestras compañeras y compañeros de la sanidad, la educación, la limpieza, etc., que han hecho frente a la pandemia en primera línea.

 

Manifestación desde la responsabilidad

Por todo ello, desde ESK no podemos sino denunciar a quienes nos señalan, a quienes quieren poner en el punto de mira al movimiento obrero y a las manifestaciones del 1º de mayo. Así, apelamos al derecho a “tránsito con motivo de asistencia a movilización/concentración en ejercicio del derecho fundamental de reunión/manifestación” (para quienes lo consideren, existen formularios para rellenarlos), al derecho a manifestarnos el 1º de mayo, y todas las veces que sea necesario. Y llamamos, como siempre lo hemos hecho, a la responsabilidad de nuestras afiliadas, afiliados y simpatizantes, frente a la pandemia del coronavirus.

De un lado están quienes hacen prevalecer su economía a la salud (un 70% de los contagios se dan en las centros de trabajo), coartan la libertad de expresión y manifestación, apalean trabajadoras y trabajadores..., quienes defienden este sistema capitalista que nos conduce al abismo. Del otro lado, nos situamos en ESK.

Nota: De momento en ESK desconocemos el recorrido que las posibles sanciones y recursos puedan tener y así os lo tenemos que hacer saber.

 

Descargar formulario

 

El 1º de mayo en el punto de mira

Aunque un 70% de los contagios se dan en los centros de trabajo, solo limitan el derecho a manifestarse. Llamamos Leer más

Es hora de apretar. Eskubideak jokoan ditugu

A pesar de que los partidos que conforman el gobierno español llevaban en sus programas electorales la derogación de la Leer más

1º mayo: Capital VS Vida

Nosotras lo tenemos muy claro, primero las personas, no hay otra opción; frente a su “normalidad”, su individualismo y la Leer más

Denegación de un acto simbólico de 6 personas en Iruñea

Los sindicatos ESK, CGT, SOLIDARI y STEILAS denunciamos la denegación de permiso para realizar en Iruñea una aparición pública con Leer más
  • 1
  • 2

 

52 muert@s + 1