El Estado de Alarma no puede suspender los derechos fundamentales  de ninguna persona, tampoco  los de la clase trabajadora.

 


Foto: republica.com

 
Desde el viernes en el que fue decretado por Madrid el Estado de Alarma estamos viviendo una situación compleja, difícil y nueva para todas y todos.

Desde ESK en primer lugar queremos enviar un abrazo enorme a todas las trabajadoras y trabajadores que durante estos días van a tener que seguir acudiendo a sus centros trabajos. A aquellas personas a las que sus empresas les obliga a ello a pesar de no ser trabajos imprescindibles y a quienes durante estos días se van a dejar la piel por cuidarnos a todas y a todos, al personal sanitario sí, pero también a las trabajadoras de limpieza, celadoras, administrativas, tele operadoras, cocineras, reponedoras, cajeras de supermercado, cuidadoras… a todas, mila esker bihotzez . Gracias por cuidarnos tanto y tan bien.

 

Sistema público sin recortes

Hay que resaltar que todo el peso de esta crisis sanitaria está recayendo en la red pública. Esperemos que nuestra clase política tome buena nota de estos días y que cuando acabe todo esto no se olvide de invertir y apoyar a la sanidad pública y cesen de una vez por todas los recortes.

ESK entiende que las medidas tomadas hasta ahora por las diferentes administraciones son claramente insuficientes y dejan a gran parte de las trabajadoras y trabajadores en una situación de extrema vulnerabilidad. En estos momentos, con una situación tan compleja, ninguna trabajadora, ningún trabajador cuya actividad laboral no sea imprescindible para el sostenimiento de la vida debería de estar trabajando.  Las medidas que se han tomado hasta ahora no solo no nos están protegiendo sino que están poniendo en grave riesgo nuestra salud y la de toda la ciudadanía y es por ello que exigimos que se tomen de inmediato las medidas necesarias para evitarlo.

 

La clase política con el poder

Una vez más, la clase política se ha puesto del lado de los poderosos, priorizando la actividad productiva sobre las personas. Es incomprensible que mientras los gobiernos nos dicen que no tenemos que salir de casa, las empresas no quieran cerrar sus puertas y nadie les obligue  a ello. Las actuaciones de las administraciones, en el ámbito laboral, no están a la altura de la situación actual.

ESK exige que a aquellas personas que entendemos tienen que seguir trabajando, para que todas y todos podamos superar este momento, se les garantice su seguridad y su salud. Tienen que tener a su disposición todos los medios necesarios para hacer frente a la situación y es obligación de las administraciones proteger y velar por la seguridad de estas trabajadoras y trabajadores, tomando todas las medidas que sean necesarias, sin parches y poniendo por encima de cualquier interés económico la vida de las personas.

No nos olvidamos tampoco de aquellas mujeres sobre las que está recayendo de forma escandalosa, recrudecida aún más por la situación, la responsabilidad de los cuidados. Las medidas de confinamiento, la suspensión de la actividad escolar, el cierre de los centros de mayores… Siendo medidas obviamente necesarias, tienen que venir acompañadas de otras  que garanticen los derechos de las miles y miles de mujeres que durante estos días van a tener que hacer frente a situaciones realmente difíciles y sobre las que va a recaer casi en exclusiva toda la carga de cuidados. Nos preocupa también la situación en la que quedan tantísimas mujeres que van a estar durante al menos 15 días aisladas y confinadas, más de lo que ya lo estaban, con  sus agresores, ante esta situación ¿Cuáles son las medidas que han adoptado las administraciones?

 

Tomar medidas garantizando los derechos

No dudamos de la conveniencia de las medidas adoptadas, es obligación de todas y todos por responsabilidad y solidaridad asumirlas, pero estas medidas tienen que tener en cuenta  a todas las personas y principalmente a quienes más vulnerables son. No es lógico pensar que mientras se pide a la población que permanezca en sus casas no se tomen medidas que impidan los desahucios, que establezca medidas específicas y razonables para las personas sin hogar o se aproveche esta situación para vulnerar aún más la situación de las personas presas.

El Estado de Alarma no puede suspender los derechos fundamentales  de ninguna persona, tampoco  los de la clase trabajadora.

Por último exigimos a los gobiernos tanto  de Iruñea como de Gasteiz así como al Gobierno de Madrid que adopten sin más dilación medidas de carácter económico, social y laboral que protejan a la población más vulnerable, a quienes más están sufriendo, y por su puesto al conjunto de las trabajadoras y trabajadores.

Nunca antes hemos vivido una situación como esta y, aunque sabemos que es un momento complicadísimo y que van a ser unas semanas muy duras, en ESK tenemos muy claro que nuestro pueblo, las trabajadoras y trabajadores, la ciudadanía, siempre ha estado a la altura ante situaciones excepcionales. Este momento lo superaremos como tantos otros con lo único que las trabajadoras y los trabajadores hemos demostrado tener siempre; con responsabilidad,  trabajo en común y solidaridad. Un abrazo enorme a todos y cada una de vosotras,   cuidaos muchísimo y cuidarnos a todas y a todos.

Zaindu maite duzuen hori!  Animo eta aurrera!!!

 

#BizitzakErdigunean


¡Vacunas para todos y todas, ya!

Nos sumamos a las movilizaciones europeas para demandar a la Comisión Europea que cambie su postura y permita la producción Leer más

Prórroga de ERTEs y Plan Mecuida

Os dejamos este pequeño resumen del Real Decreto-ley 11/2021 que regula los ERTE, el Plan Mecuida y otras medidas de Leer más

Salud laboral: la asignatura pendiente

En esta pandemia los gobiernos han puesto los intereses de la economía por encima de la vida de las personas. Leer más

¿Al profesorado de los euskaltegis no se nos vacuna?

El riesgo de nuestro trabajo no es menor que el de un profesor o profesora de Primaria, así que, ¿por Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25

 

52 muert@s + 1