La Dirección del Hospital de Basurto está obligando a los celadores a realizar funciones que no les corresponden en el área de quirófanos. Concretamente las funciones que tienen que ver con la limpieza tanto de material y mobiliario como de la mesa quirúrgica.

Estas funciones no son propias de los celadores en virtud del Estatuto de Personal No Sanitario, aprobado por medio de la Orden del Ministerio de Trabajo de 26 de Abril de 1973, actualmente en vigor en lo que hace referencia a las funciones del personal. En él queda claro que las tareas de limpieza no son propias del colectivo celador en los quirófanos.

La decisión adoptada de obligar a los celadores a realizar estas funciones están creando un fuerte malestar entre el colectivo celador ya que no se siente respetado. Esta falta de respeto llega a la coacción al inducir al trabajador a que rescinda el contrato si no está de acuerdo, lo que conllevaría su exclusión de las listas de contratación. Coacciones que desde ESK no vamos a permitir.

Además, la actitud adoptada por los mandos intermedios crea indefensión al comunicar al celador, cuando éste se lo exige, las ordenes mediante escrito que de ninguna manera podemos considerar oficial ya que es una  simple relación de funciones que no llevan sello ni están firmadas por persona alguna.

Por otra parte la práctica generalizada en el resto de centros hospitalarios de Osakidetza avala que estas funciones en el área quirúrgica no son realizadas por el personal celador.

En definitiva en ESK consideramos que la Dirección del Hospital de Basurto está vulnerando la legalidad vigente en cuanto a funciones de personal de Osakidetza y por ello, hemos solicitado a la Dirección que corrija esta situación estableciendo las funciones de cada una de las categorías en esta área. Desde ESK animamos al resto de sindicatos a abordar de forma unitaria la resolución de este problema.

Más noticias

El próximo 12 de enero nos concentraremos en el ambulatorio de Doctor Areilza a las 13:30 horas y el día 19 haremos lo propio en Rekalde.