Este 30 de noviembre es urgente que todas y todos salgamos a la huelga y ocupemos las calles. Los cuidados son una responsabilidad colectiva, la forma de organizar el empleo incide directamente en los cuidados por lo que esta jornada de huelga cuestiona directamente el capitalismo, su modelo de producción y trasciende el mundo estrictamente laboral.

 

 

« Esta huelga marcará un antes y un después en lo que a la reivindicación del  derecho al cuidado  se refiere »

 

Apenas queda una semana para la Huelga Feminista General y tanto en ESK como en pueblos y barrios está todo preparado. Esta será una jornada que sin duda marcará un antes y un después en lo que a la reivindicación del derecho al cuidado se refiere.

 

Una huelga de todas y todos

La Huelga Feminista General no es una huelga de mujeres ni de sectores feminizados, es una huelga para todos y de todas. Parar la producción no es un capricho, es una necesidad, al igual que lo fueron las huelgas para conseguir jornadas laborales de 8 horas. Son nuestras vidas las que están en juego, nuestro derecho a tener una vida digna.

La desconexión entre la economía y las bases materiales que la permiten, omitir la dependencia que tenemos tanto de la naturaleza como de otras personas que cuidan física y/o emocionalmente de nuestros cuerpos vulnerables han generado un sistema y un mundo que es absolutamente incompatible con la vida.

Es fácil pensar que los cuidados nada tienen que ver ni con el sindicalismo ni con nuestra realidad socio-política y económica pero nada más lejos de la realidad. Los cuidados y su gestión, tanto en los espacios públicos como en los privados, están absolutamente ligados a la economía y a nuestro contexto social y político. Es por esto que necesitamos impulsar un cambio radical en el modelo actual.

No podemos seguir viviendo en en contexto actual, la economía ha de estar centrada en la vida y que no sean los mercados quienes organicen y regulen nuestros tiempos y espacios. No es viable que sigan basándose en unos rendimientos económicos que benefician a una minoría y que a su vez nos condenan a la mayoría de la población a vidas miserables.

Trabajos de cuidados

El escaso reconocimiento social y económico de los trabajos feminizados y particularmente de los trabajos de cuidados los han convertido en trabajos absolutamente precarios que nadie quiere hacer. Estos trabajos están atravesados por el eje de género pero desde una posición de mujeres blancas y privilegiadas no podemos olvidar que también hay otros ejes determinantes como la raza, la clase social o el origen. Todo esto lo único que hace es evidenciar un claro privilegio; el de aquellas personas que no cuidan.

Si la economía solo ha de ser el medio para poder tener vidas dignas y por lo tanto son nuestras vidas las que tienen que estar en el centro, si son los cuidados, su organización social y económica son fuente de desigualdad y exclusión, si es el capitalismo el gran beneficiado de la actual estructuración social ¿no es lógico pensar que la gran herramienta de transformación es la de cambiar por completo los cuidados? ¿No nos compete a todas y a todos, desde el anticapitalismo, provocar un nuevo modelo social?

 

 

Una huelga que nos interpela a la sociedad en su conjunto

En ESK estamos convencidas de ello por eso este 30 de noviembre es urgente que todas y todos salgamos a la huelga y ocupemos las calles. Esta no es una huelga cualquiera, es una huelga que va más allá de las reivindicaciones propias de una empresa o un sector, esta huelga nos interpela a la sociedad en su conjunto. Los cuidados son una responsabilidad colectiva, la forma de organizar el empleo incide directamente en los cuidados por lo que esta jornada de huelga cuestiona directamente el capitalismo, su modelo de producción y trasciende el mundo estrictamente laboral. ESK lo tiene claro:

¡El 30 de noviembre Huelga Feminista General!

 

¿Quién se beneficia de los cuidados?

Los cuidados han sido una responsabilidad asumida por las mujeres, sin derecho a réplica, ni compensación, ni horario. Estos cuidados Leer más

Brecha salarial, un largo camino por recorrer

El 22 de febrero es el día europeo por la igualdad salarial entre mujeres y hombres. A pesar de los Leer más

Pistoletazo de salida para conseguir un sistema público de cuidados

Llamamos a sumarse a las movilizaciones de la tarde para denunciar la privatización de los servicios de cuidado y para Leer más

La Huelga Feminista General arranca con fuerza

Llamamos a sumarse a las movilizaciones que se realizarán durante toda la jornada para denunciar la privatización de los servicios Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12

 

Solidaridad con Palestina