Apostamos por un modelo de gestión del ciclo integral del agua público, social, democrático y sostenible. El acceso al agua es un derecho humano que ha de estar libre de cualquier interés mercantilista.

 

 

Los y las representantes de asociaciones, sindicatos, colectivos y universidad, estamos preocupadas por el modelo de gestión del agua en Bizkaia y estamos determinadas a impulsar un profundo cambio en la manera que se gestiona a día de hoy este recurso esencial. Apostamos por un modelo de gestión del ciclo integral del agua público, social, democrático y sostenible. Y primeramente queremos reivindicar que el acceso al agua es un derecho humano que ha de estar libre de cualquier interés mercantilista.

Esta Plataforma nace por la preocupación por la gestión del agua en Bizkaia: una gestión tecnocrática alejada de la participación ciudadana y de los retos claves de sostenibilidad: la relación con el territorio y la propia ciudadanía. El impulso a una mayor privatización de su gestión desde el principal ente gestor y desde las propias instituciones es objeto de reflexión. Frente a esta realidad abogamos por la integración inmediata de los criterios comunes del derecho al agua: participación, acceso a la información, transparencia y rendición de cuentas- que establecen las bases para la gestión y el control democrático de los sistemas de abastecimiento y saneamiento.

La ausencia de participación y transparencia en los órganos gestores del agua, el abandono de los recursos hídricos municipales y locales, el sobredimensionamiento y el fuerte consumo energético de las infraestructuras de potabilización y saneamiento, la gran dependencia del agua proveniente de territorios de fuera de Bizkaia, las políticas tarifarias y el destino de lo recaudado mediante éstas, la ausencia de políticas efectivas de ahorro del agua, o la opacidad en la información facilitada a las personas usuarias son fuente de preocupación.

Esta Plataforma pretende ampliar el número de firmantes del Manifiesto que presentamos hoy, y servir de apoyo y ayuda a todas aquellas problemáticas ligadas con la gestión del ciclo integral del agua en Bizkaia. Así, estamos en contacto con otra serie de movimientos y municipios donde existe una problemática ligada a la gestión del agua, como pueden ser la desaparición del Consorcio de Aguas de Busturialdea, la situación problemática del agua en Karrantza o las reivindicaciones por el mantenimiento de los recursos hídricos locales que se está planteando en Bakio, junto con otra serie de realidades locales o en ámbitos concretos como en el aspecto social en relación a los bonos sociales.

Si bien nuestro objetivo principal es socializar esta problemática y concienciar a la ciudadanía de Bizkaia sobre la importancia de una gestión pública, sostenible y democrática del agua, queremos incidir en las instituciones, partidos políticos y entes gestores del agua, para que se impulsen profundos cambios en las políticas del agua. Vamos a impulsar dinámicas en distintos ámbitos para llevar adelante todos y cada uno de los aspectos reflejados en el Decálogo, abogando por que el agua se gestione mediante un modelo 100% público, donde la ciudadanía, organizaciones ciudadanas y asociaciones puedan ser parte de esa gestión, donde la cercanía en la gestión también desde un punto de vista de la sostenibilidad y utilización de los recursos locales sea el eje del modelo.

Desde el punto de vista de la gobernanza, abogamos por una intensificación de la participación de la sociedad en las decisiones sobre lo público como una necesidad, un deber, y una oportunidad para mejorar la funcionalidad y legitimidad de las decisiones tomadas. Estos principios están incorporados en la legislación y establecen deberes y derechos fundamentales.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad reivindicamos una gestión del agua ligada al territorio, que abogue por la protección de las fuentes de agua, y el uso sostenible de los recursos. Así mismo, que optimice los costes del servicio del agua, que revise la política tarifaria y procure la implicación y la capacitación de todas las personas usuarias en el uso del agua y en la participación activa.

Y en ese sentido, tomando como ejemplo otra serie de Pactos Sociales por el Agua Pública firmados en otros territorios, queremos presentar a la ciudadanía de Bizkaia un manifiesto y propuestas concretas.

Ver Dossier

 

Más noticias

21 muert@s en 2019

en accidentes laborales