La subcontratación la principal causa de la precariedad. Exigimos una reforma que acabe con la subcontratación: a mismo trabajo mismos derechos.

 

 

La subcontratación la principal causa de la precariedad

La precariedad laboral es la situación que se da cuando se tiene un trabajo que genera inseguridad, incertidumbre y falta de garantías en sus condiciones y, especialmente, remuneraciones que no permiten cubrir las necesidades básicas del trabajador o trabajadora.

El exceso de temporalidad, los salarios que no alcanzan a cubrir las necesidades mínimas vitales, los contratos a jornada parcial, el trabajo sumergido, el contrato de falso autónomo… son algunas de las causas de la precariedad y todas ellas, o casi todas, se dan en la subcontratación en un porcentaje mucho mayor que en las contrataciones hechas por las grandes empresas y también en este caso afectando especialmente en sectores feminizados como telemarketing, limpieza, las Kellys…….

La subcontratación divide y debilita nuestras plantillas dificultando nuestra defensa sindical y negociación colectiva. En muchos casos se dan convenios de sector en condiciones mucho peores que los convenios de la empresa principal o incluso convenios de empresa en subcontratas, por debajo de los del sector de referencia.

La subcontratación nos mata. Aumenta exponencialmente el riesgo de accidente ya que se dificulta la vigilancia de la seguridad en el trabajo, o directamente se “obliga” a la plantilla de las subcontratas a hacer trabajos sin las medidas adecuadas de seguridad, cosa que se prohíbe hacer en la empresa principal.

 

Acabar con la subcontratación

Tenemos la oportunidad de acabar con la subcontratación en el ámbito privado

Es evidente que las luchas empresa a empresa y sector a sector dan sus frutos en la lucha contra la precariedad, pero también está claro que estas luchas, que hay que seguir haciendo, tienen muchos límites.

Lo que realmente puede solucionar la explotación que sufrimos los y las trabajadoras de las subcontratas es una ley que impida que exista la subcontratación generalizada o al menos que si ésta sigue existiendo lo haga en unas condiciones en las que los y las trabajadoras que trabajen en una subcontrata tengan las mismas condiciones laborales que los de la empresa principal para la que prestan sus servicios.

 

 

Cambio de legislación

Tenemos que lograr que el gobierno y parlamento cambien la legislación actual que permite desde hace años este atropello que significa la subcontratación. Hay que reformar el Estatuto de los Trabajadores para que impida la subcontratación generalizada o al menos que obligue a las empresas subcontratistas a tener las mismas condiciones laborales y económicas que la empresa principal para la que prestan sus servicios.

También hay que impedir que, como ocurre hoy, pueda haber un convenio de empresa por debajo de las condiciones de un convenio de sector.

Estos cambios legales son posibles ahora mismo. En estos momentos hay una mesa de diálogo social en la que participan CCOO, UGT, Gobierno y patronal, que está parada desde febrero 2020, pero que más pronto que tarde se reactivará y de la cual saldrá la nueva regulación de la subcontratación en el ámbito privado. Una de las materias que está presente en esa mesa es la subcontratación en el ámbito privado.

Más allá de lo que se está abordando en esa mesa de diálogo social, no podemos olvidar la subcontratación que se da en el ámbito público. La administración en lugar de ser ejemplo de dignificación de las condiciones de trabajo, es uno de los “empresarios” que más utiliza la práctica de la subcontratación. Es una lucha que se está llevando desde hace tiempo y que, como se ha visto en estos tiempos de pandemia, es más necesaria que nunca para garantizar unos servicios públicos de calidad. Sin embargo, hoy toca centrarse en lo que es posible un cambio real, es decir, en la subcontratación privada que está siendo tratada para su reforma.

 

A mismo trabajo mismos derechos

Exijamos una reforma que acabe con la subcontratación: a mismo trabajo mismos derechos.

La reforma que vaya a salir de la negociación en esa mesa de diálogo depende fundamentalmente de la capacidad que tengamos la clase trabajadora de hacernos oír, de hacer ruido en los centros de trabajo, en las calles, en los medios de comunicación, en las redes sociales, ante los partidos políticos para que se posiciones a favor de esta reforma. Tenemos que crear una marea social a favor de la eliminación de la subcontratación generalizada para lograr al menos que se cumpla la máxima de mismo trabajo mismas condiciones.

 

 

#STOPsubcontratacion

Material de la campaña

 

28 de octubre movilizaciones en el sector público

Si en las próximas semanas no conseguimos modificar sustancialmente el "Icetazo", habrá despidos masivos para miles de personas del sector Leer más

Personal temporal de los servicios públicos no somos de usar y tirar

Los sindicatos de la izquierda combativa y de clase convocamos una manifestación el sábado, 25 de septiembre en Madrid en Leer más

Sos Deiak y Tráfico, por unas condiciones laborales dignas

Comienzan de nuevo las movilizaciones, comenzando este jueves día 9 a las 11:00 h. con una concetración en la sede Leer más

Vuelven las movilizaciones en defensa del personal temporal e interino

Los sindicatos de la izquierda combativa y de clase promoveremos nuevas movilizaciones en defensa de los derechos del personal temporal Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28

 

52 muert@s + 1