Exigimos al Gobierno Vasco y al Gobierno de Navarra que se pongan a trabajar de inmediato con los agentes implicados para garantizar una vuelta a los centros educativos segura y acordada e invitamos a la ciudadanía a participar en las movilizaciones del 15 de septiembre.

 

huelga educacion covid euskadi navarra 15 septiembre

 

Desde que comenzara la crisis sanitaria y en especial durante los días de duro confinamiento hemos oído una y otra vez que había empleos, sectores, que eran indispensables para el sostenimiento de la vida. Tal es así, que para que el resto pudiéramos sobrevivir en nuestras casas (quienes teníamos el privilegio de tener un sitio en el que resguardarnos) estas trabajadoras y trabajadores siguieron desempeñando su labor. La gran mayoría, sin la protección necesaria y todas ellas, haciendo malabares para intentar conciliar de la mejor manera posible sus vidas, cuidándose como podían pero sobre todo cuidando de todas nosotras.

Durante aquellos días la mayoría nos dimos cuenta de cuáles eran los trabajos realmente necesarios para la vida y que tal y como ya intuíamos estos sectores estaban altamente feminizados y sus condiciones laborales eran realmente precarias. No solo eso, durante este tiempo, también fuimos más conscientes que nunca de lo necesaria que es la educación presencial, de la importancia de la educación pública como elemento vertebrador de la sociedad, una escuela que coeduca e iguala no solo al alumnado sino también a las familias, de la que todas y todos con nuestras capacidades, nuestras diferencias y nuestras propias experiencias somos parte y que además ha resultado ser esencial, no solo académicamente sino también emocionalmente para las niñas y niños pero también para sus familias.

 

Reapertura del curso escolar

Este mes de septiembre nos enfrentamos a la reapertura del curso escolar. Las escuelas han estado cerradas desde la primera quincena de marzo. Cuando se tomó la decisión de suspender las actividades presenciales en los centros, toda la comunidad educativa, sin excepción, entendió que era una medida necesaria, un hecho imprevisible y que por lo tanto no cabía otra que aunar esfuerzos y superar la situación de la mejor manera posible. Así lo hicieron trabajadoras y trabajadores, familias y alumnado. Pero la situación actual en nada se parece a la que vivimos hace 6 meses. La vuelta a las aulas era algo que estaba previsto, la COVID, por desgracia,  forma ya parte de nuestro a día a día y desde marzo hasta ahora ha habido tiempo más que suficiente para planificar y acordar las medidas necesarias para que toda la comunidad escolar pueda volver a las aulas con seguridad.

Sin embargo, ni el gobierno vasco ni navarro han sido capaces de acordar y garantizar una vuelta segura a los centros educativos. El primero más interesado en celebrar elecciones a toda costa y tapar sus miserias y el segundo más pendiente de lo que se dice desde Madrid que de lo que reclaman las navarras y navarros.

 

15 septiembre huelga y movilizaciones

El próximo día 15 de septiembre toda la comunidad educativa desde el profesorado hasta el alumnado pasando por las trabajadoras de limpieza, monitoras , trabajadoras y trabajadores del transporte escolar, comedores, asociaciones de madres y padres etc llamamos a secundar una huelga en educación en la comunidad autónoma vasca. Desde ESK, convocantes también de esta huelga queremos hacer un llamamiento a nuestra afiliación y a la ciudadanía en general para que secunde y apoye esta huelga. Las reivindicaciones son claras; queremos una vuelta a los centros educativos segura y acordada con los agentes implicados.

Se pueden tomar todas las medidas de seguridad que se nos ocurran, se pueden hacer todos los planes que queramos pero nada de esto es efectivo si no se dota de los recursos humanos y presupuestarios necesarios para llevarlos a cabo. Es necesario que bajen los ratios en las aulas y para ello la única posibilidad es que se aumenten las plantillas, que se dote de EPIS a los centros y que se tenga en cuenta las necesidades emocionales del alumnado así como que se proteja a las personas  en situación de vulnerabilidad y se facilite la conciliación de las familias.

 

Limpieza

Por otro lado la higiene y desinfección de los centros educativos es fundamental en cualquier situación pero en la actualidad es indispensable para la salud de todas y todos. Aún así y a pesar de que en agosto la Consejera Vasca de educación anunció una partida presupuestaria adicional para el servicio de limpiezas esto apenas ha tenido repercusión en los centros educativos. Hay que tener en cuenta que gran parte de este servicio está subcontratado y que desde estas empresas, que lo único que pretenden es enriquecerse a costa del trabajo y la salud ajena, lo único que están recibiendo las trabajadoras son presiones y amenazas de despido. Tras haber sufrido ERTEs en estos meses atrás, al reincorporarse a sus puestos de trabajo no hay personal suficiente para los trabajos de limpieza y desinfección, no se están ampliando las jornadas de las trabajadoras que mayoritariamente tienen jornadas parciales, no se cubren las bajas y en general este sigue siendo un sector maltratado sistemáticamente por la administración que permite e impulsa las subcontrataciones sin intervenir para garantizar unas condiciones laborales dignas. Una administración a la que se le llena la boca hablando de igualdad pero que es incapaz de mover un dedo para dignificar este sector feminizado y precarizado.

 

Transporte escolar, comedores y familias

La limpieza no es el único sector que ha quedado relegado a un segundo plano, el transporte escolar, las trabajadoras y trabajadores de los comedores… Todas ellas forman parte de la comunidad educativa, sin su trabajo para la mayoría de las familias sería imposible la conciliación y en lugar de proteger y de cuidar a estas trabajadoras y trabajadores se les “premia” con más carga de trabajo, jornadas parciales y sueldos miserables.

Y en esta situación las familias tienen que asumir una vuelta a la educación presencial sin apenas garantías, con informaciones sesgadas y de última hora y corriendo unos riesgos evitables e innecesarios.

La situación en Nafarroa no es tan diferente de la de la CAV y es por ello que desde que se iniciase el curso escolar el 4 de septiembre se han ido sucediendo movilizaciones para reclamar una vuelta segura a las aulas. Movilizaciones, que si no se llega a acuerdos en el marco del Foro de educación irán en aumento y obligaran, también en este caso, a adoptar las medidas necesarias para garantizar una vuelta segura y acordada.

En ESK creemos que esta situación es inaceptable y por eso exigimos tanto al Gobierno Vasco como al Navarro que se pongan a trabajar de inmediato con los agentes implicados para garantizar una vuelta a los centros educativos segura y acordada e invitamos a la ciudadanía a participar tanto en la HUELGA que hemos convocado en la CAV para el próximo 15 de septiembre como en la concentración que se llevará a cabo ese mismo día, 15 de septiembre a las 6 de la tarde en la Plaza del Castillo de Iruñea.

 

Osakidetza debe de pasar inmediatamente de las palabras a los hechos

Osakidetza necesita soluciones urgentes e inmediatas que no se pueden demorar en el tiempo. Este viernes 25 de septiembre concentraciones Leer más

Continúa el juicio por la OPE de Osakidetza

Entiendemos imprescindible esta investigación. La justicia ha de dirimir las posibles responsabilidades penales. Ahora a Gotzone Sagardui le corresponde instaurar Leer más

Educación presencial, acordada y segura

Exigimos al Gobierno Vasco y al Gobierno de Navarra que se pongan a trabajar de inmediato con los agentes implicados Leer más

Movilizaciones en favor de la sanidad pública

El próximo 18 de septiembre la plantilla de Osakidetza retomará las protestas y continuarán si la consejera Gotzone Sagardui no Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15

 

Más noticias

47 muert@s + 1 desaparecido en 2020

en accidentes laborales