Entendemos que la nota de CCOO Euskadi carece de la mínima mesura y rigor. Pongamos en valor la unidad y pluralidad del movimiento vasco de personas jubiladas y pensionistas.

 

 

La semana pasada leímos con estupor la nota de prensa que se emitió desde la ejecutiva de CCOO de Euskadi en relación con el anuncio por parte de Euskal Herriko Eskubide Sozialen Karta de iniciar una campaña de movilizaciones que culminará con la convocatoria de una huelga general en Hego Euskal Herria en la segunda quincena de enero de 2020.

Entendemos que esta nota de prensa que CCOO Euskadi emitió el pasado miércoles 23 de octubre carece de la mínima mesura y rigor, y que la misma oculta tanto a la ciudadanía como a la propia militancia de comisiones información relevante.

 

Contactos con todas las organizaciones

La mayor y más preocupante de las omisiones que se realizan por parte de CCOO Euskadi es que el Movimiento de Personas Jubiladas y Pensionistas de Euskal Herria lleva numerosos meses interlocutando con TODOS LOS SINDICATOS. El objetivo de esta interlocución ha sido el impulsar, en el ámbito de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa, movilizaciones de amplio espectro en demanda de un sistema público de pensiones que garantice que no haya ninguna persona pensionista pobre. El movimiento pensionista incluía, además en sus reivindicaciones planteamientos a favor de la dignidad del empleo y en concreto la reivindicación de un SMI situado en 1.200€.

En estos contactos con el movimiento de pensionistas TODAS LAS ORGANIZACIONES SINDICALES hemos recibido la invitación a impulsar dos grandes hitos movilizadores: las manifestaciones del próximo 16 de noviembre y la convocatoria de una movilización general en enero. El movimiento de pensionistas de Euskal Herria ratificó este planteamiento en su asamblea del pasado 18 de octubre en Gasteiz y lo hizo público en rueda de prensa el pasado martes 22 en Bilbao. Seréis vosotras y vosotros quienes tengáis que contar vuestra respuesta a este planteamiento.

Lo que, como ESK podemos hacer, es dar cuenta de lo que nosotras hemos hecho. Nuestra respuesta al movimiento de pensionistas fue clara y nítida: contaban con el apoyo de ESK para impulsar este programa movilizador y nuestra disposición a sumar en una dirección que permitiera a esta iniciativa ser amplia y masiva.

CCOO habláis de frente nacionalista excluyente, y con esa frase queréis apuntalar un relato con el que no podemos estar más que en desacuerdo. Es cierto que en los últimos meses son varios los conflictos sindicales en lo que estamos operando desde un marco unitario, nos alegramos profundamente de ello. Pero ello no oculta que son poderosos los motivos que a un sindicato como ESK le separan de la estrategia sindical de CCOO. Nosotras también podríamos encender el ventilador, también podríamos lanzar mensajes envenados; no lo vamos a hacer, sólo la patronal y quienes defienden los intereses de los ricos y poderosos salen beneficiados.

 

Unidad y pluralidad

Desde ESK os queremos trasladar una reflexión muy sencilla y fácil de entender. Pongamos en valor la unidad y pluralidad del movimiento vasco de personas jubiladas y pensionistas, pongamos en valor también su capacidad de movilización y de aguante, pongamos en valor su iniciativa para que la lucha por las pensiones no sea sólo cosa de las actuales pensionistas.

ESK, como parte de la Euskal Herriko Eskubide Sozialen Karta, hemos puesto en marcha una campaña de movilizaciones convergente con los planteamientos que hacen los y las pensionistas. A partir de ahí, no hay nada que impida que CCOO Euskadi también responda de manera positiva a esta iniciativa. Compañeros y compañeras, aquí no hay vetos, aquí no hay exclusiones, aquí sólo hay voluntades y, por suerte, aún estáis a tiempo de sumar la vuestra. El futuro del sistema público de pensiones, la pelea por la dignidad del empleo y por unos servicios sociales dignos necesita que todas y todos sumemos en las calles y en los centros de trabajo.

COORDINADORA NACIONAL DE ESK

 

Más noticias

42 muert@s en 2019

en accidentes laborales