La huelga está teniendo un seguimiento muy amplio en la industria, la producción está parada en muchas grandes empresas y numerosos polígonos están cerrados.

 




La huelga del 30 de enero sigue desarrollándose durante la mañana con una creciente incidencia en toda Euskal Herria. Si a primera hora se podía calificar de muy amplio el seguimiento registrado en la industria, a media mañana se comprueba que la Educación y el resto de servicios públicos, así como buena parte del comercio, se han sumado a la huelga convocada para exigir “trabajo, pensiones y vida dignas”. Los grupos de piquetes siguen recorriendo los centros de trabajo y las primeras columnas de manifestantes ya han arrancado para confluir al mediodía en las movilizaciones centrales de las principales ciudades del país.

La huelga está teniendo un seguimiento muy amplio en la industria, la producción está parada en muchas grandes empresas y numerosos polígonos están cerrados. En Gipuzkoa es casi absoluto (CAF de Beasain e Irun, Jaso, Irizar, ABB NIESSEN, JMA, Elay, Indar, Bellota, GKN Legazpi, Sapa, Murias, Arcelor Mittal de Olaberria y Bergara), y también en algunas comarcas de Bizkaia (Lucart, Ormazabal, Onduline, Tecnichapa, Cementos Lemona, Eika, Zikautxo, Gestamp, Cie Automotive, Aludium) y el noreste de Navarra (Magotteaux, Aceros Moldeados, Guerra Hermanos, Sarriopapel, Cementos Portland, Arcelor Lesaka, Funvera, Savera).

La huelga también está teniendo un amplio seguimiento en otras importantes empresas del resto de comarcas: el Gran Bilbao (Eldu, Construcciones Olabarri, Lucart, Tecnia, Navacel, Lamincer, Arisawa, Mesa, Arteche), en Araba (Condesa, Inauxa, Amurrio Ferrocarril, Envases Metalúrgicos, Jez, Auria, SDA, Laminaciones Arregui, Guardian, Sidenor Legutio, Arcelor Agurain, Froneri) o Iruñerria (Lácteos, Perfil en Frío, Uscal, Argal, Kybse, VW Navarra, Faurecia Orkoien, Tecnoconfort, Videcart).

En los servicios privados también se está registrando un gran seguimiento. Ha cerrado el pequeño comercio de muchos municipios, y también numerosos comedores escolares y de empresa, en toda Hego Euskal Herria, como por ejemplo la cafetería del hospital de Cruces, que está cerrada. Algunos grandes centros comerciales tampoco han abierto hoy (por ejemplo, el Eroski de Garbera de Donostia se ha sumado a una huelga por segunda vez en su historia). En Bizkaia y Gipuzkoa, la mayoría de grandes superficies han cerrado (BM, Eroski, Lidl, Dia…), y en Araba y Navarra la incidencia en el sector también ha sido alta (por ejemplo, el mercado de Santo Domingo en Iruña está cerrado).

En los puertos de Bilbao y Pasaia se registra una mínima actividad.

Muchas líneas de transporte público solo están ofreciendo servicios mínimos, totalmente excesivos, tal y como hemos denunciado con anterioridad. Además, su uso por parte de las empresas ha sido abusivo en muchos casos, asignando a ese servicio personas que iban a respaldar la huelga. En la sanidad pública también tenemos que hacer la misma denuncia.

Siguiendo con los servicios públicos, en la administración pública, por ejemplo en Gipuzkoa, decenas de ayuntamientos están cerrados, sobre todo de grandes municipios (Beasain, Tolosa, Andoain, Lasarte, Arrasate, Bergara) y en otros hay un gran seguimiento, como en Bilbo, Getxo, Agurain y Laudio (en Donostia ronda el 40%). En Atención Primaria de Osakidetza, la incidencia de la huelga está siendo muy alta.

En la escuela pública el paro es muy amplio, de un 65% en la CAPV (en Navarra, los abusivos servicios mínimos han vulnerado el derecho a la huelga); del 80% en el Consorcio Haurreskolak y superior al 90% en las ikastolas de Hego Euskal Herria. La mayoría de las actividades de la EHU-UPV y de la Universidad Pública de Navarra se han cancelado y las facultades de Empresariales y Ciencias Sociales de Mondragon Unibertsitatea permanecerán cerradas hoy.

En EITB, la huelga está afectando tanto a la radio como a la televisión, y solo se emitirán informativos y programas grabados. En cuanto a los periódicos, hoy no han salido a la calle Gara, Berria y Deia.

Por otro lado, las organizaciones convocantes denuncian las prohibiciones, multas y trabas que la Ertzaintza y otros cuerpos policiales están aplicando contra las personas participantes en la huelga general. Por ejemplo, las cargas contra un grupo de manifestantes en Gasteiz o la actuación violenta contra algunos huelguistas en Basauri.
Además, distintas instituciones han atentado contra la libertad de manifestación y reunión al denegar el permiso para varias movilizaciones (por ejemplo, algunas de las columnas previstas en Bilbao e Iruña). Se trata de un intento político de neutralizar la fuerza de la huelga general del 30 de enero, objetivo que la masiva respuesta popular está impidiendo.

 

Reivindicar trabajos, pensiones y vida digna ¡no es delito!

Denunciamos las multas que las personas huelguistas hemos recibido en los últimos meses tras la huelga del 30 de enero Leer más

Abusos de la Ertzaintza en la Huelga General en Basauri

Denunciamos la actuación coercitiva y la violencia que utilizó la Ertzantza el pasado 30 de enero. Y destacamos estos abusos Leer más

Gobiernos y patronales deben atender el enorme eco de la Huelga General

El paro ha sido muy amplio en Euskal Herria, especialmente en Bizkaia y Gipuzkoa, así como en varias comarcas de Leer más

Prohibiciones, multas y trabas contra la libertad de manifestación

La huelga está teniendo un seguimiento muy amplio en la industria, la producción está parada en muchas grandes empresas y Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

 

53 muert@s + 1 desaparecido en 2020

en accidentes laborales