Nuevamente estamos asistiendo a otro movimiento de reestructuración masiva de personal en el departamento de Operaciones que significa un sorprendente giro en la estrategia de la empresa de los últimos años, que consistía en “sacar” al personal operativo y meterlo en oficinas.

Recientemente hemos conocido que Operadores de Comunicaciones que fueron obligados a dejar sus tareas de provisión y mantenimiento por otras en oficina encaminadas al despliegue de fibra, han pasado de manera repentina a realizar nuevamente tareas en cliente y/o centrales.

Es curioso, por no decir obsceno, que en medio de una pandemia como la que estamos viviendo, y cuando desde todos los ámbitos laborales se esté apostando por priorizar el teletrabajo, la empresa decida volver a poner a muchos de sus técnicos en la primera línea de contagios, y que todos estos cambios hayan sido a la brava, sin consultar previamente a nadie y sin contar con la opinión del personal afectado. Una muestra más de lo que le importa a esta empresa la salud de sus trabajadores y trabajadoras.

También es necesario criticar el sistema elegido por la empresa para llevar adelante sus planes. Según nos han informado varios de los técnicos afectados, muchos de los cuales llevan años “fuera de las calles”, la formación es prácticamente nula, y se reduce a manuales improvisados que no permiten despejar muchas de las dudas que se puedan generar en sus nuevas actividades. Recordemos que, si bien hay actividades que ya se realizaban anteriormente, hay otras como el servicio de Fusión Radio que son totalmente nuevas y que necesitan una formación adecuada.

La empresa parece justificar estos movimientos en la necesidad de internalizar ciertas actividades de I+M que hasta ahora realizaban las EECC para realizarlas con personal propio en pos de una mayor empleabilidad en las provincias afectadas, que según las informaciones que hemos visto, afectan a 28 provincias en todo el Estado.

Una vez más, los Comités de empresa provinciales no hemos sido informados por la empresa de todos estos cambios. Toda la información de la que disponemos la hemos recopilado por la información que nos trasladan los y las trabajadoras afectadas, o de los comunicados de alguno de los sindicatos “amigos” de la empresa.

Es por ello por lo que, desde ESK hemos solicitado reuniones a la empresa para que informe a cuanto personal afecta en la CAV y Nafarroa todos estos cambios, y que explique los motivos y la fórmula elegida para acometerlos.

No podemos olvidar el impacto de esta internalización de actividad en las contratas. Mucha de esa actividad “rescatada” era realizada hasta ahora por los y las compañeras de esas contratas, con el consiguiente peligro de poner en riesgo mucho puestos de trabajo.

Llevamos más de 25 años sin crear empleo en este Departamento de Operaciones, creemos que es más que justo que se inicien procesos de selección y rejuvenecimiento de plantillas en Operaciones. Es el momento de reclamar que esa actividad sea realizada por personal joven y más preparado y en las mismas condiciones laborales que el personal propio. No aceptamos que la empresa nos “venda” la moto de la falta de empleabilidad.  Necesitamos rejuvenecer las plantillas, y es necesario crear empleo estable y de calidad ya!

¡A igual trabajo, igual salario!  

Más noticias