CONVENIO COLECTIVO
SIN CONFRONTACIÓN SOLO HAY PÉRDIDAS DE DERECHOS
Ya llevamos,que sepamos, cinco reuniones de la mesa de negociación del convenio de empresas vinculadas (CEV) para el 2019.

Según la información de la que disponemos, la cual nos llega a cuentagotas y muy tergiversada, la empresa continúa con la pretensión de profundizar por el camino que ya le trazaron en forma de alfombra roja hace cuatro años los sindicatos CCOO y UGT con la firma del primer Convenio de Empresas Vinculadas. Es decir, la empresa pretende una herramienta sin control alguno que le permita seguir con del desmantelamiento progresivo de todos sus departamentos, en especial, los departamentos “operativos” como Operaciones…etc.

LAS CONSECUENCIAS DE UN MODELO DE NEGOCIACIÓN EXCLUYENTE
Día a día asistimos a externalizaciones de actividad y reducciones de personal que suponen cambios de acoplamientos , traslados ,y/o la realización de funciones de otras categorías, todo ello de manera más o menos “forzosa”, más o menos “voluntaria”, o directamente encubiertos.

Cuando hacemos referencias a estas consecuencias, no lo hacemos por capricho. Todos y todas somos testigos de la velocidad a la que están cambiando las cosas a nuestro alrededor. El hecho de que la empresa disponga de todas esas herramietas facilita su labor, y desde el punto de vista empresarial es comprensible que las utilice a su antojo, incluso el hecho de plantearlas nos parece hasta lo normal su caso.

Pero lo que realmente nos preocupa y no parece normal es el comportamiento de CCOO y UGT como sindicatos negociadores, que han establecido un modelo de negociación que lo podrán vestir como quieran, pero que desde nuestro punto de vista es nefasto para los intereses de los y las trabajadoras.

Las Mesas de negociación opacas, donde se ocultan aspectos importantísimos de la negociación, la ausencia de asambleas informativas, o la falta absoluta de espíritu crítico real ante las pretensiones de la empresa,( al margen del supuesto “enfado” que parece desprenderse de su último comunicado conjunto), son una muestra del modelo de negociación totalmente sumiso y a la defensiva al cual nos han abocado los sindicatos negociadores.

Ante este escenario la empresa lo tiene muy fácil. Si el listón reivindicativo de la parte social está tan bajo es imposible poder conseguir ninguna conquista de calado. Es decir, temas de importancia capital como LA CREACIÓN DE EMPLEO en Departamentos operativos ( que pongan freno a la obsesión enfermiza de la empresa de externalizar actividad , con su consiguiente precariedad laboral) quedan totalmente al márgen.

A su vez, conseguir revertir situaciones de descontrol como las del departamento de Comercial se hacen ya tarea prácticamente imposible si no se asume que el modelo de negociación sin confrontación no es viable.

CCOO y UGT no están por la labor de cambiar ese modelo. Les ofrece réditos en representación e interlocución con la empresa, pero NO OBTIENE avances claros en las condiciones de trabajo de los y las trabajadoras de Telefónica.

Desde ESK vamos a intentar revertir este modelo. Apostamos por obligar a los “negociantes” a recuperar la iniciativa y seguir profundizando en la colaboración con todas aquellas sensibilidades que no están de acuerdo con el mismo. Denunciaremos y defenderemos en los comités provinciales la participación de la plantilla en todas las decisiones importantes que se planteen, y seguiremos defendiendo el modelo de sindicalismo reivindicativo que pensamos que SÍ DEFIENDE LOS INTERESES DE TODOS Y TODAS.

DEFIENDE TUS DERECHOS / ZURE ESKUBIDEAK DEFENDATU!

Más noticias