ATAM, entidad de Acción Social sin ánimo de lucro y declarada de Utilidad Pública, nació de la solidaridad de la plantilla de Telefónica para apoyar a los compañeros y compañeras que sufrían las consecuencias de vivir con un familiar con discapacidad en una Sociedad no concienciada ni preparada para las diferencias. Se constituyó en el año 1973 con finalidad social y la creación de un proyecto de responsabilidad social compartida. La plantilla aporta una cuota mensual (el dos por mil de la retribución) que se descuenta por nómina. En la ùltima Junta General de ATAM (mayo 2016) se aprovó un cambio en los estatutos para permitir que trabajadores y trabajadoras de empresas ajenas al grupo Telefónica puedan adquirir la condición de socio/socia para posibilitar que la plantilla de T-Gestiona disfrute de este estatus después de ser vendida a IBM.


LA CARA OCULTA DE ATAM


Pero hay otra cara de ATAM, quizás menos conocida y no tan amable. Servitelco, empresa que participa de Merc@dis (mercado de ocupación para personas con discapacidad patrocinado por ATAM y Telefónica), es un centro Especial de Ocupación líder en España en prestación de sevicios Contac Center.


Servitelco pertenece a ATAM y desde el 2004 ofrece todo tipo de Servicios telefónicos. Actualmente el 83% de los 500 trabajadores y trabajadoras de las 3 sedes del Estado (Madrid, Barcelona y Sevilla) son personas con discapacidad. En principio, el objectivo de esta empresa es ofrecer trabajo estable y de calidad a personas con discapacidad, pero esto dista mucho de la realidad según hemos podido conocer después de entrevistarnos con uno de sus trabajadores.


Servitelco ofrece a Telefónica los Servicios de asignación, activación, tratamiento y resolución de incidencies de infancia y masives de bucle de abonado de voz y datos, entre otros. Y en definitiva son una pieza clave para desarrollar el trabajo de muchos departamentos de Telefonica y en concreto de Ibercom y la implantación del Centrex IP. Utilizan las mismas aplicacions (PLC, SERA, Visord, Pórtico, Sinatel,...) y de hecho el trabajo que realizan lo hacíamos nosotras no hace tanto.


Pero Telefónica no es la única beneficiaria de este montaje. Servitelco ayuda a Coca-Cola, TMB, Endesa, DGT, Ministerio de Educación y Ciencia, y muchas otras a cumplir con la normativa Legal LISMI (Ley de Integración Social del Minusválido) a través de la contratación de sus Servicios y así estas empreses tienen ventajas económicas y sociales, Una de sus máximas es el ahorro de costes: “al ser un centro especial de ocupación tenemos unos precios más competitivos de los sevicios”.


Los compañeros y compañeras de Servitelco, a través del Comité de Empresa Servitelco Barcelona, nos han informado que estan en lucha por la regularización de las categorias laborales y que las instalacions donde trabajan sean las adecuadas y cumplan con la normativa sobre PRL (Prevención de Riesgos Laborales). Estan adheridas al sector del Telemarketing y la mayoría tienen categoría de teleoperador@s y es evidente que están haciendo Trabajo de Operador@s de Comunicación y personal Técnico. Es incomprensible y intolerable que la discapacidad sea un motivo y argumento para pagar salarios de miseria.


Es inegable la función social de ATAM y muchas trabajadoras y trabajadores han podido acceder a las ayudas. Pero queremos que nuestras aportacions económicas reviertan en las familias que lo necesitan y no que con nuestra solidaridad las empresas tengan aún más beneficiós. Con esta hipòcrita estratègia que aparenta solidaridad pero que esconde usura y explotación, Telefónica ha conseguido externalizar actividad, precarizar el trabajo y vender la operación como Responsabilidad Social Corporativa.


* INFORMACIÓN FACILITADA POR EL SINDICATO EN CONSTRUCCIÓN DE BARCELONA.

 

Más noticias