No hay excusas para no mejorar las condiciones laborales de la plantilla, tras los esfuerzos realizados por la misma los últimos años. Para ello, la lucha de los y las trabajadoras será la mejor apuesta.

 


Tras un año de inmovilismo y bloqueo en la negociación colectiva del convenio colectivo por parte de la empresa, el pasado mes de diciembre, los y las trabajadoras de Tuboplast Hispania, empresa dedicada a fabricar tubo de plástico para cosmética y farmacia situada en Miñano, Araba, comenzaron a movilizarse.

Tras cuatro meses de movilizaciones, el pasado miércoles, 10 de abril, más de 150 trabajadores y trabajadoras participaron en asamblea convocada por el comité de empresa. En la misma, se decidió convocar a una reunión de negociación del convenio a la dirección de la empresa, a desarrollar a comienzos de mayo, para que presente de una vez una propuesta para avanzar en la negociación.

Mientras tanto, se seguirán realizando concentraciones a las puestas de la empresa los viernes de 13.15h a 14.30h y se convocará una concentración de la plantilla de las tres empresas en la Plaza de la Virgen Blanca el día 11 de mayo de 19.00h a 20.00h.

La plantilla hizo un gran esfuerzo asumiendo un acuerdo en el anterior convenio, 2014-2017 para favorecer nuevas inversiones y el mantenimiento del empleo. Ahora le toca a la empresa devolver el poder adquisitivo perdido estos años y acordar una reducción de jornada que permita mejorar la conciliación laboral, familiar y personal de los y las 400 trabajadoras de la empresa.

Desde la sección sindical de ESK en la empresa creemos que ya no hay excusas para no mejorar las condiciones laborales de la plantilla, tras los esfuerzos realizados por la misma los últimos años. Para ello, la lucha de los y las trabajadoras será la mejor apuesta.

 

Más noticias

15 muert@s en 2019

en accidentes laborales