El sector de Hosteleria en Alava incumple de manera habitual el convenio de las trabajadoras y trabajadores, contratos fraudulentos, jornadas interminables de trabajo, incumplimientos de contrato, horas extra… ESK ha vuelto a denunciar esta situación que es a todas luces insostenible.

Es de sobra conocida las condiciones laborales a las que la mayoría de las personas empleadas en el sector hostelero se enfrentan. A pesar de que existe un convenio regulador éste en raras ocasiones se respeta y cuando las trabajadoras y trabajadores exigen que se cumpla el despido suele ser la respuesta habitual por parte de la empresa.

El sindicato ESK se movilizó el pasado 5 de julio ante el restaurante SAGARTOKI de la capital alavesa para denunciar una vez más esa situación.

En dicho establecimiento trabajaba María una empleada que fue despedida y cuyo despido fue calificado por los tribunales como improcedente. María tenía un contrato temporal aunque lo cierto es que estaba cubriendo necesidades permanentes de la empresa. Con un contrato de 22 horas, su jornada era ampliada constantemente, fue despedida al iniciar ésta una baja.

El restaurante SAGARTOKI es uno de los más reconocidos en Gasteiz, al frente del mismo  Senén Gonzalez  que habituado como está a ser el foco de atención no entendemos como no pudo “soportar” que en ESK también nos fijáramos en su afamadísimo restaurante. El 5 de julio ESK se concentró frente al establecimiento para denunciar la situación de María y la de tantos trabajadores y trabajadoras del sector. En un alarde de prepotencia y con la clara intención de provocar el prestigioso cocinero salió a la calle y se dedicó a tomar imágenes de quienes allí se concentraban. Por lo que se ve el cocinero es hábil con los móviles no así aplicando los convenios ni respetando los derechos laborales de las trabajadoras y trabajadores, al menos no los de María.

En ESK sabemos que el problema de María lo tienen más personas y en otros bares y debemos decir alto y claro que ya está bien. No podemos y no queremos tolerar que los trabajadores y las trabajadoras reciban este trato ilegal y poco respetuoso.

 

Más noticias

66 muert@s en 2018

en accidentes laborales