Tras la comparecencia esta mañana, ante la Comisión de Sanidad del Parlamento, del Consejero de Sanidad, el señor Darpón; ESK quiere manifestar lo siguiente:

Nos sorprende que una investigación tan “exhaustiva” sólo haya servido para poner de manifiesto deficiencias en el modelo de examen o en el método de corrección. Ha pasado más de un mes desde que ESK sacó  a la luz las irregularidades e indicios de filtración en los exámenes, y los gestores de Osakidetza se han dedicado a negar la mayor, matar al mensajero y negarse a asumir sus responsabilidades, presentando su dimisión inmediata.

Para ESK, una investigación llevada adelante por las mismas personas que conforman Tribunales de esta OPE, carece de credibilidad; mucho nos temíamos que sólo buscase chivos expiatorios y lavados de cara, y así lo ha demostrado por medio de la decisión adoptada por Osakidetza de, simplemente, repetir exámenes.

Los continuos indicios de irregularidades han obligado al señor Darpón a anunciar nuevas aperturas de expedientes (Aparato Digestivo, Medicina Intensiva, Traumatología y Urología); pero ESK se reitera, el Departamento de Salud y Osakidetza carecen de  credibilidad para llevar a cabo cualquier investigación.

Por lo demás, hemos asistido a una comparecencia enmarañada de datos, valoraciones, resultados….que, como buen prestidigitador que es, el señor Darpón ha usado para diluir sus responsabilidades y asumir la única solución posible, su dimisión y la de la señora Múgica.

Por último, y no menos importante, ESK quiere señalar que todo esto es fruto de un modelo clientelar y que debemos luchar por un cambio del mismo que nos lleve a otro modelo transparente, donde realmente prime la igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

 

 

Más noticias

10 muert@s en 2019

en accidentes laborales