Exigimos que se dejen de alimentar los negocios paralelos y se refuerce de manera inmediata la atención sanitaria pública, universal y de calidad donde no quepa la precariedad entre las trabajadoras que la sostienen.

 

 

« Osakidetza funciona bajo la máxima de  "ordeno y mando", sin un ápice de diálogo social »

 

Nuevamente Osakidetza vuelve a hacer demostraciones de gestión absolutista en la organización de los servicios de atención sanitaria de Araba. Su máxima, denunciada desde hace años por la totalidad de fuerzas sindicales con representación en la misma, es la de ordeno y mando sin un ápice de diálogo social. Ante los profundos cambios materializados en la OSI Araba, el equipo directivo siempre ha tenido el firme objetivo de economizar en salud: recortes de plantillas, la falta de estabilización del personal eventual para poder prescindir de sus servicios cuando les convenga, listas de espera interminables e inasumibles, interpretaciones tendenciosas de los acuerdos, imposiciones, etc…. Todas “las medidas” que se han planteado van encaminadas a bajar la exigencia a los presupuestos a costa, si es necesario, de la merma de servicios a la ciudadanía.

 

Imposición de carteleras de trabajo insoportables

La plantilla está sufriendo la imposición de carteleras de trabajo insoportables, que redundan negativamente en la calidad del empleo de las trabajadoras de Osakidetza, ponen en peligro la suficiencia de los servicios de atención y profundizan en la precariedad. Es la voluntariedad del personal sanitario y no sanitario la que sostiene la calidad en la atención.

La plantilla de la OSI Araba trabaja (como se ha visto en las jornadas de huelga) en permanentes servicios mínimos, e incluso por debajo de los mismos cuando no se garantizan las sustituciones del personal. Se invalida el derecho a la conciliación, se aboga por la eventualidad y la precariedad de las trabajadoras y se privatiza o se amenaza con la privatización de los servicios cada vez a mayor escala. Todo con un objetivo claro: desmantelar la salud pública tal como la conocemos, trocearla y venderla al mejor postor.

 

Asistencia sanitaria a la altura de las necesidades

Una sanidad pública alavesa que, lejos de estar en los niveles que requiere una asistencia sanitaria a la altura de las necesidades, recibe cada vez más dentelladas; ejemplo de ello es el progresivo desmantelamiento de la atención primaria, la marginación que está haciendo morir la atención en la zona rural o la derivación a centros privados para hacer frente a las listas de espera fruto de su gestión privatizadora. Se están dando también instrucciones para que se limiten las derivaciones al servicio de salud mental debido a la falta de recursos, provocando un cuello de botella para que todo aquello que no pueda ser asumido por el sistema público, lo fagocite la sanidad privada.

La coyuntura es sumamente grave, puesto que se están transformando las necesidades sanitarias de la población en un foco de rentabilidad económica, cuyo auge está actualmente en máximos históricos.

 

 

« No hay otra opción que establecer un modelo de atención  seguro, público y eficaz  »

 

Tratarnos como meros números

Parte de esta estrategia puesta en marcha por el departamento y materializada por la dirección de la OSI Araba, se basa en despersonalizar a las trabajadoras y a la población, pasando a tratarnos como meros números, distribuyéndonos como fichas sobre un tablero cuya estrategia primordial es “divide y vencerás” y maquillar sus estadísticas. Se están obviando cuestiones fundamentales para el tratamiento y el mantenimiento de la calidad asistencial como son la longitudinalidad de la atención y la promoción de la salud.

La única respuesta posible a esta situación es presionar y avanzar de forma conjunta, colectivamente.

Los órganos de representación de las trabajadoras reclamamos una vez más a la Dirección de Osakidetza que se se negocie con la parte social, las trabajadoras y escuche a los y las pacientes que mañana saldrán a la calle otra vez a denunciar la situación de la sanidad pública y su deriva. No hay otra opción que establecer un modelo de atención seguro, público y eficaz que atienda las necesidades de la población con la agilidad necesaria.

Exigimos que se dejen de alimentar los negocios paralelos y se refuerce de manera inmediata la atención sanitaria pública, universal y de calidad donde no quepa la precariedad entre las trabajadoras que la sostienen.


Junta de Personal de Atención Especializada de Araba - Junta de Personal de Atención Primaria de Araba - Comité de empresa de Hospital Santiago

 

Autokontzertazioaren mamuak Osakidetza suntzitzen du

Autokontzertazioaren mamuak Osakidetza suntzitzen du 2024 ekainak 16 Autokontzentazioaren eredua salatzen dugu pertsona batzuen poltsikoak betetzeko baino balio izan duelako, Leer más

El fantasma de la autoconcertación devora Osakidetza

El fantasma de la autoconcertación devora Osakidetza 16 junio 2024 Denunciamos este modelo que sólo ha servido para lucrar los Leer más

Hospital de Cruces: 8 meses poniendo en riesgo a nuestros niños y niñas

Cruces: 8 meses poniendo en riesgo a nuestros niños y niñas 09 junio 2024 La Dirección del hospital de Cruces Leer más

Instamos a EH Bildu y Sumar a que presenten una enmienda en el Congreso

Los sindicatos hemos instado a EH-Bildu y Sumar a presentar la enmienda en el Congreso para que el empleo y Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45