Como ya sabréis, Elecnor acaba de notificar su intención de presentar dos E.R.T.E  .En concreto la empresa ha notificado uno de FUERZA MAYOR, dirigido fundamentalmente al sector de telecomunicaciones que afecta a 660 personas de las cuales 51 son de Bizkaia, 17 de Gipuzkoa, 15 de Araba y 20 de Nafarroa, y otro por CAUSAS PRODUCTIVAS, que va dirigido a toda la plantilla en su conjunto y que está sin concretar su alcance, pero, que también incluirá, entre otras, a estas mismas 660 personas si no es aprobado por la autoridad laboral el ERTE por fuerza mayor.

Qué es un ERTE y qué supone a efectos prácticos

Un ERTE es una suspensión temporal del contrato de trabajo, pero no es un despido. Es decir, la relación contractual permanece durante la duración del mismo, periodo este que debe venir predeterminado en el momento de presentarse.

Los efectos principales son, el o la trabajadora pasa a situación de desempleo durante la duración del ERTE, cobrando el 70% de su base reguladora, la cual se calcula en base a la cotización de los últimos 180 días.

A efectos de desempleo, (en este caso al ser ERTES derivados de una situación de alarma), el periodo de cobro del desempleo no computará para el futuro, y tampoco afectará para el cálculo de la antigüedad, lo cual ciertamente es una buena noticia en este caso.

Los derechos laborales mermados, además del salario directo, es la perdida de lo proporcional de las pagas, las dietas y la no generación de vacaciones.

Lo prioritario es minimizar los riesgos para la salud y defender nuestros derechos…

El compromiso de ESK es luchar por todos nuestros derechos. ESK exigimos que la empresa ponga los medios para que la gente trabajadora se ponga en riesgo lo menos posible. En ese sentido, apostamos por parar toda aquella producción que no sea esencial, y en el caso que nos ocupa, que se adecúen los ERTE a las necesidades básicas, y que se dote de los medios de protección adecuados a todas y cada una de las personas expuestas a riesgos para su salud.

Desde las secciones sindicales de ESK, tanto de Bizkaia, como de Gipuzkoa llevamos desde el día 19 de marzo (fecha de la notificación de los ERTE) intentando convencer a la empresa de la necesidad de negociar aspectos fundamentales, tanto en materia de salud laboral, como de condiciones de trabajo y salarios. Lamentablemente, la empresa ha hecho caso omiso a nuestro ofrecimiento de mediación y se ha opuesto rotundamente a negociar ningún aspecto relacionado con el ERTE por causa mayor.

Esta actitud nos obliga a tomar cartas en el asunto, y en ese sentido ya le hemos anunciado nuestra intención de meter alegaciones al ERTE por CAUSAS DE FUERZA MAYOR y, en caso de ser aprobado por la autoridad laboral, denunciarlo en los juzgados ya que consideramos que no existe causa objetiva que respalde esa decisión. ESK tenemos claro que el ERTE en Elecnor por causas de FUERZA MAYOR es fraudulento y que en todo caso, podría admitirse que fuera por causas productivas, lo cual implicaría la obligatoriedad de iniciar un periodo de negociación de 7 días en el cual se podrían minimizar las pérdidas que van a suponer para la plantilla.

También hemos presentado un escrito solicitando la participación de ESK en el proceso de negociación del ERTE por causas productivas, en base a la representación y afiliación que como sección sindical en Elecnor ostentamos tanto en Bizkaia y Gipuzkoa, como en Araba y Nafarroa. No pueden dejarnos fuera de la negociación del ERTE y si lo hacen impugnaremos el ERTE ante la administración judicial.

En dicha negociación vamos a pelear para que las consecuencias derivadas de este ERTE no recaigan tan sólo en las espaldas de los y las trabajadoras. Defenderemos ante la empresa y exigiremos al resto de sindicatos que defiendan en la negociación el reparto de la carga que supone esta pandemia a partes iguales, y que se pelee para que se complementen las vacaciones, las pagas o el salario de forma equitativa.

#BIZITZAERDIGUNEAN

Más noticias