Diciembre es el mes de hiperconsumismo por excelencia. En un momento de colapso medioambiental, repensar el consumo es más que urgente. Es una cuestión de justicia.

 

 

Asoma diciembre a lo lejos, en el calendario, y asoman las compras excesivas porque las necesarias no entienden de semanas. Asoma diciembre y entre las promociones inasumibles de un viernes que llaman negro y de un lunes que tildan de cyber, llega la campaña de Navidad que inunda todo, tanto de luces como de bolsas, de tarjetas de créditos, de tickets, de papel de regalo que en poco tiempo colapsa los cubos de basura. Diciembre es el mes de hiperconsumismo por excelencia, y viene arropado por un enero caracterizado por las clásicas rebajas para que todo el mundo siga hurgando en su bolsillo a cambio de cosas en muchos casos innecesarias.

En un momento de colapso medioambiental, debido a un sistema económico que se nutre del despojo y de sobrepasar los límites de la tierra y de la vida para seguir haciendo caja, repensar el consumo es más que urgente. Es una cuestión de justicia. Caminar en el sendero de las alternativas a este capitalismo que pone precio a todo implica decrecer, consumir menos, reutilizar, intercambiar y regalar otras cosas. ¿Por qué no regalamos tiempo?

Ante el mundo veloz en el que nos encontramos, en el que no damos abasto y no tenemos espacio ni para dar un abrazo, parar y usar el tiempo de otro modo es un modo de resistencia.

 

¿Quieres hacer un regalo para Navidad? ¿tener un detalle con alguien?

Pues tal vez regalar tiempo puede ser una gran revolución y un gran regalo. Único. I rrepetible. Inigualable. Irreproducible.

Nosotras nos plantamos. Basta de excesos que arrasan con diferentes formas de vida y que generan impactos que no atendemos. Basta de que lo material se imponga en nuestras relaciones personales. Basta de que el com ercio sea la única manera de mostrar afecto. Atiende, regala tiempo.

 

Acción el día 19 de diciembre

La campaña de socialización y comunicación ‘TipiTapa Bagoaz: Hacia Vidas SOStenibles’ aboga por una Navidad diferente, menos consumista al menos. Por eso saldrá a las calles de Bi lbao el próximo miércoles 19 de diciembre para recordar a parte de la ciudadanía que hay otra forma de plantearse estas fechas, cada vez más atadas al consumo compulsivo.

Os invitamos a la acción ‘‘Nos plantamos ante el consumo’’ en la Avenida Diego López de Haro 7-9, Bilbao (En la acera junto a El Corte Inglés de la Gran Vía) a las 11:00 h.

 

Red de Decrecimiento y Buen Vivir

La red de Decrecimiento y Buen Vivir está formada por un grupo de organizaciones, provenientes de movimientos sociales, ONGDs, redes y sindicatos, que trabaja en la búsqueda de alternativas al modelo de desarrollo actual, situando para ello en el centro el cuidado de la vida y del planeta. El decrecimiento y el buen vivir con una mirada feminista son los ejes de la campaña. Desde la red pensamos que hay que implicarse en el cambio y por ello llamamos a participar en la Huelga General del 30 de enero que, entre otras cuestiones, nos invita a reflexionar acerca del modelo de consumo y llama a hacer Huelga de Consumo.

 

¿Quieres regalar? Regala tiempo

Diciembre es el mes de hiperconsumismo por excelencia. En un momento de colapso medioambiental, repensar el consumo es más que Leer más
  • 1

 

Más noticias

8 muert@s en 2020

en accidentes laborales

Caja de herramientas para la huelga 30E

Agenda

30
Ene
Fecha 30 enero 2020
Huelga General por las pensiones, el empleo digno y los derechos sociales